08 agosto 2010

... PUES NO ME CREO NADA

¿Por que puñetas todo el mundo tiene que tener una firme opinión sobre todas las cosas? Más concretamente, ¿por qué los miembros del público de "En buena ley" siempre están claramente a favor de una u otra de las posiciones de cada caso? Esto no sucede así en la vida cotidiana. A veces te enfrentas a conflictos ante los que inmediatamente te decantas por una opción, pero muchas otras veces dudas, te encojes de hombros, no sabes decidir quién puede estar en posesión de la razón. Una madre heroinómana dejó a su hijo en adopción dadas las dificultades que tenía para ocuparse de él; años más tarde, ya rehabilitada, reclama la recuperación de su hijo ante la madre adoptiva. ¿Quién tiene razón de las dos, nadie en todo el público duda al menos un poco? Una pareja mantiene una relación sexualmente abierta con discrección; el día del cumpleaños de él, ella le prepara una fiesta sorpresa con amigos y familiares, y él, sin saber nada, se presenta en casa con una amante en actitud claramente comprometida. La esposa reclama una indemnización económica como compensación del daño moral sufrido (pfff....). Hala, venga, todos reaccionan de forma refleja colocándose a un lado u otro de la balanza.

Suena a engañabobos. Suena a representación pactada de antemano. Suena a reunión previa, división de los papeles y tratamiento de la discusión enfatizando únicamente su dimensión de espectáculo. Todos los programas estrella de Telecinco se basan en hacer espectáculo a base del enfrentamiento entre las personas (La Noria, Sálvame, Enemigos Íntimos) y "De buena ley" parece la aplicación de la marca de la casa al mundo del Código Civil. Hasta que Sandra Barneda le acerque el micrófono a un colaborador del programa, le pregunte su opinión y éste conteste: "Bah, pues no sé, no tengo claro quién puede tener razón" no me voy a creer absolutamente nada de lo que emite Telecinco de dos y media a tres. Y teniendo en cuenta que ya no me creo absolutamente nada de lo que emite Telecinco a partir de las tres o antes de las dos y media...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenísimo.

Anónimo dijo...

Eso está amañado, claramente.

Anónimo dijo...

Telecinco ya explicó que los litigantes son actores (les pagan 280 euros) y que el público que opina, llamados polemistas, también son gente de agencia pagada para opinar. Todo está guionizado, todo está estudiado y cada persona en el programa sabe lo que tiene que decir y cuando lo tiene que decir.

Anónimo dijo...

Pues reafirmar la ultima opinion, que se sabe ya de hace tiempo que son "actores" contratados para emitir opiniones de un bando u otro.

El programa es igual de patético de una u otra forma, pero tu, te has lucido con esta entrada por desconocimiento. La has metido hasta el fondo :)

Guti dijo...

Señores, que Rico sabe de sobra que son actores y todo eso. Seguro. No se columpien.

Lo que sí ha hecho mal es "encojes" y "discrección". Pero estamos en verano, sean comprensivos como yo. Nadie es ferpecto.

Anónimo dijo...

Pues igual que en "Hombres, mujeres y viceversa" ¿o es que los concursantes no están salidos de agencias de modelos?