23 agosto 2010

LOS NEOYORKINOS Y LAS PALOMAS

Cuenta Enric González que lo dijo Groucho Marx: "No soy economista, pero sé que cuando los neoyorquinos alimentan a las palomas de Central Park las cosas van bien y cuando las palomas de Central Park alimentan a los neoyorquinos las cosas van mal". Yo no sé nada sobre la televisión, pero sé que cuando los espectadores se aprovechan de sus programas las cosas van bien y cuando sus programas se aprovechan de los espectadores las cosas van mal.

Hay muchas formas por las que las personas pueden aprovecharse de los programas de televisión. Los programas de televisión pueden servir para entretenerse y pasar un rato divertido ("House", "Los Simpson", "Pasapalabra"), para aprender cosas ("Tres 14", "Redes") que en ocasiones puedan tener importantes repercusiones sobre nuestras vidas ("Saber vivir", "Supernanny"), para informarse (telediarios, "Informe Semanal", "59 segundos"), para postrarse maravillado ante el mundo ("Un país en la mochila", "Mil años de románico", "Ciudades para el siglo XXI") o para mil finalidades variadas ("Babel", "Los conciertos de La 2", "Pekín Express"). Pero también hay muchas formas en las que los programas de televisión pueden aprovecharse de las personas. En ocasiones las usan para reírse de ellas (los castings de "Operación Triunfo", "Las joyas de la corona", "El diario de Patricia, de Sandra, de su prima de Cuenca") o simplemente como materia prima barata con la que rellenar horas de programación a sabiendas de que la identificación con el espectador ya asegura una rentable cuota de pantalla ("Vidas anónimas", bastante porcentaje de "Callejeros", el reciente rellenaveranos en Antena 3 "Maneras de vivir").

Algún economista debería inventar un índice macroeconómico que dividiera el número de personas que alimentan a las palomas de sus parques entre el número de personas que se alimentan de las palomas de sus parques. Yo voy a hacer lo mismo con los programas de televisión, aunque creo que el resultado será prácticamente similar al de dividir el número de programas de la televisión pública entre el número de programas de la televisión privada.

1 comentario:

Eira dijo...

Completamente de acuerdo. Cada dia la televisión va mas en decadencia y los programas de entretenimiento buenos pierden audiencia mientras los jobenes se desviven por ver fisica y quimica y demas basuras... Yo ya no le veo ninguna utilidad a la television; la sangre, el morbo y la estupidez se estan apoderando de la caja tonta...