03 noviembre 2010

SÓCRATES JUEGA EN TNT


La serie “The Event” (lunes, TNT) se presenta como la heredera de “Perdidos”. Pues no. Pero de la misma manera que hay que dejar de buscar el heredero de Pelé o de Maradona en cada joven promesa surgida de la cantera de Boca o del Santos, debemos ver series como “The Event” no como la reencarnación de Pelé, sino como un buen futbolista. “The Event” es un buen futbolista, pero no es Pelé. Ni Maradona. Ni siquiera Ibrahimovic. Pero sí es un buen futbolista al que no podemos pedir que corte el balón en defensa, regatee a medio equipo contrario, haga un buen centro y, después, lo remate él mismo de chilena (eso fue exactamente lo que hizo “Perdidos”). “The Event” defiende bien, organiza el juego aceptablemente y remata regularcillo. Y no es una serie oscura, sino socrática.

El filósofo Heráclito de Éfeso era conocido como “el Oscuro”, debido al carácter a menudo enigmático de su estilo. Podría parecer que Heráclito se ha reencarnado en guionista televisivo con el nombre de Nick Wauters, y por eso la trama de “The Event” está llena de conspiraciones globales difíciles de entender y extraños personajes imposibles de clasificar. Sin embargo, “The Event” no es una serie tan oscura como parece, del mismo modo que Heráclito no era tan oscuro como pensaban sus vecinos de Éfeso. La gracia de esa serie que quieren que sean la heredera de “Perdidos” está en su habilidad para plantear buenas preguntas, es decir, en su buen nivel defensivo (en televisión, no hay mejor defensa que una buena pregunta). Por eso, las aventuras de Sean Walker en busca de su prometida y de unas cuantas respuestas son más socráticas que oscuras. Algunos dicen que Sócrates fue colaborador de Eurípides, a quien habría ayudado a componer algunas de sus tragedias, así que podemos pensar que el espíritu del viejo preguntón griego ha decidido darse una vuelta por las series de ciencia-ficción.

Como Sócrates no era tan bueno dando respuestas como planteando preguntas, “The Event” es mejor defendiendo que atacando. Pero nunca nos aburriremos ni con Sócrates ni con “The Event”. Eso sí, Maradona, Pelé y “Perdidos” pueden dormir tranquilos.