17 diciembre 2011

CUÉNTAME CÓMO RECORDÓ

El pastel de sobras que prepara Marge Simpson será bueno porque para eso es un pastel y a Homer le encanta, pero no por eso deja de estar hecho de sobras. A los capítulos especiales recopilatorios con los que de vez en cuando se descuelgan las series de televisión cuando están consolidadas les pasa lo mismo. Serán buenos porque para eso son especiales y gustarán a sus seguidores porque pueden verlos de forma especialmente cómplice, pero no por eso dejan de estar hecho de sobras. Sin embargo, la cosa puede ser aún peor: puede tratarse de un especial recopilatorio de “Cuéntame cómo pasó” como el que anteayer nos colocó La 1.


El capítulo “El día de la mujer” estuvo dedicado a la forma en que las mujeres de la serie encararon el 8 de marzo de 1980. Así que las mujeres de la serie se nos pusieron reivindicativas, lo que está muy bien, demostrando una vez más que los que se quedan atrás cuando los tiempos están cambiando viven convencidos de que las cosas deben seguir siendo como fueron hasta entonces, pero cometen el error de observar el espejo retrovisor y creer que están mirando hacia adelante. “El día de la mujer” evidenció que el viejo discurso machista cada vez huele más a rancio, pero lo hizo pagando un precio muy alto: hizo sufrir innecesariamente al pobre Carlitos Alcántara.

En efecto, con una trama raquítica, el capítulo del jueves se rellenó haciendo una semblanza de los personajes femeninos con refritos de viejos capítulos de la serie. Carlitos se quejó en Twitter de este pastel de sobras y con razón. Si a nosotros se nos hizo pesado, imaginad a él, que primero lo vivió todo; luego, semana a semana, lo tiene que recordar con la voz de Carlos Hipólito; y, para rematar, en el recopilatorio de anteayer el pobre se vio obligado a recordar -de adulto- cómo se acordaba -de joven- de lo que había vivido… de niño. Como para no quejarse.