12 diciembre 2011

PAX HORMIGUERIANA

Hay que dar al César lo que es del César y a Pablo Motos lo que es de Pablo Motos. Nos podrá parecer más o menos cargante o egocéntrico, -Pablo Motos, no César-. Quizá opinemos que justamente “El hormiguero” ha ido sufriendo un empeoramiento gradual en las últimas temporadas debido al aumento de estas características, -de Pablo Motos, no de César-. Habrá quien crea que la ruptura de su alianza con Marco Antonio y todas las desavenencias que vinieron después desembocando en la muerte del amante de Cleopatra fueron una equivocación que la Historia jamás perdonará, -a César, no a Pablo Motos-. Pero cuando un programa de entretiempo, -o “access time” para los eruditos-, se trae a hacer monerías y jueguecitos científicos al mismísimo Tom Cruise y lo pone a charlar con dos hormigas lilas de tela y polispán como va a ocurrir esta noche, nobleza obliga a dejar de lado cualquier menudencia y quitarse rendidamente el sombrero ante el exitazo que se apunta la cara visible del programa, -Pablo Motos, no César-.

Y además se lo debemos. Porque simpatías o antipatías personales nos han impedido en ocasiones celebrar como sería de justicia algunos de sus logros. Exportar “El hormiguero” a Chile y conseguir que en Portugal y Brasil se emita “O formiguero” es un mérito indiscutible, -de Pablo Motos, no de César-. Haber sido nominado para un Emmy es algo que pasará a la historia de la televisión en nuestro país gracias a él, -a Pablo Motos, no a César-. Utilizar el control de las legiones como amenaza para eliminar la posible oposición del Senado fue una hábil estrategia de la que se benefició durante buena parte de su mandato, -César, no Pablo Motos-. No vale decir que Tom Cruise viene hoy a promocionar su última película y es el primer interesado en asomar el careto a la televisión española aunque tenga que ponerse a bailar como Marron durante un ratito. Para otros sería una misión imposible, pero Pablo Motos lo ha conseguido. Felicitémosle a él por ello y a César por la pax romana.

3 comentarios:

http://blogs.deia.com/elaudimetro/ dijo...

Totalmente de acuerdo, pero ¿comparte usted conmigo cierta urticaria cada vez que el pequeño gran hombre aparece en la pantalla?
Un abrazo,
Estefanía

Antonio Rico dijo...

La comparto. Vaya si la comparto...

Cantón dijo...

De qué pequeño gran hombre están hablando? -de Pablo Motos y de Tom Cruise-