01 diciembre 2011

"CADENA MALA"

Si ilustres economistas proponen la creación de un “banco malo” como solución a la crisis económica, ¿por qué los críticos de televisión no tomamos ejemplo y proponemos la creación de una “cadena mala” como solución a todos los problemas que tiene nuestra televisión? Un “banco malo” es una entidad financiera virtual que compra todos los activos tóxicos de entidades financieras reales para sanearlas. Personas trajeadas salen en televisión defendiendo esta idea sin que se escuchen risas de fondo, -esto último, es ya el único criterio que le queda a un ignorante en economía como yo para distinguir cuándo estamos escuchando a un economista y cuándo a un humorista-. Pues bien, garantizo que estoy escribiendo esta columna con traje y corbata y aconsejo la creación de una cadena televisiva virtual en donde se emitan todos los programas tóxicos de las cadenas televisivas reales. Después los publicistas se retiran de esa “cadena mala” y la cadena desaparece en virtud de la quinta ley de la termodinámica. Fin del problema.

Supongamos que cogemos, por ejemplo, “Sálvame diario”, “Sálvame Deluxe”, “La noria”, “Enemigos íntimos”, “Más allá de la vida”, “El programa de Ana Rosa”, “Acorralados”, “Tú sí que vales”, “Gran Hermano”, “Mujeres y hombres y viceversa”, “De buena ley”, “Resistiré, ¿vale?” y “Vuélveme loca”, y los concentramos todos en una única cadena, una “cadena mala” más tóxica que una mayonesa verde, capaz de hacer aparecer verrugas en el índice sólo con pulsar su botón en el mando a distancia. A continuación desintonizamos esa cadena en nuestros televisores o reorientamos sus emisiones para que sólo puedan ser captadas en el espacio exterior. La Televisión Central Europea da su visto bueno, desciende drásticamente la Prima de Riesgo Televisivo española y desaparece por completo la posibilidad de una intervención como las sufridas por Grecia, Portugal o Irlanda. Pensémoslo, si vale para la economía, ¿por qué no para la televisión? Sólo nos falta pensar qué nombre le pondríamos a esa cadena. (Risas de fondo)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vamos a ver...hace mucho tiempo, yo ya eliminé de mi sintonizador de TDT todas las cadenas del grupo Mediaset (incluida Cuatro); es más, también hice limpia con muchos de los canales de Antena 3. Si la gente sigue viendo esa bazofia es poque le gusta y si les gusta es porque tenemos mucha incultura y falta de sentido crítico en este país. Esa es la única explicación que me parece más palusible. Allá cada cual con su coeficiente intelectual.

david dijo...

No se trata de desterrar los canales de televisón, sino saber lo que en ellos se cuece para demandar una televisión de calidad.

A la mierda, aparte de tirarla por el desagüe, hay que clasificarla, tratarla y reconvertirla... porque si no siempre huele, la veas o no.