08 diciembre 2011

¡CÓMO ESTÁ EL SERVICIO!

Eran otros tiempos. En cualquier película española podías encontrarte a Gracita Morales con cofia lamentándose ante su compañera Rafaela Aparicio de lo dura que es la vida de sirvienta (hoy “empleada del hogar”) en casa de los señores: “¡ay, las que tienen que servir!”. Mientras, los señores se quejaban a las visitas de lo mal que hacían su trabajo las empleadas del hogar (antes “criadas”): “¡Cómo está el servicio!”. Era la lucha de clases de aquellos tiempos, cada uno en su papel y Dios en el de todos y aquí paz y después gloria. Es ahora cuando se ven cosas más raras.

“Comando actualidad” (noche de los miércoles en La 1) es un buen programa, pero hay veces que se atraganta. Pasó hace unos meses con las entregas “¿Este trabajo es un chollo?” y “Zona noble”. La semana pasada reemitieron el primero, así que en navidades irá el segundo. En “¿Este trabajo es un chollo?” salen diferentes trabajos que pueden parecer envidiables. Ninguno era administrar y disfrutar de la enorme fortuna y títulos familiares heredados, y mira que sería fácil hacer el reportaje de un trabajo así. En cambio, sí mostraban como trabajo-chollo servir a un señorito cuidándole sus coches de lujo y de época en las enormes salas de un palacio o castillo de esos que no caben en un piso de noventa metros cuadrados. ¡Qué suerte, nosotros, los que tenemos que servir!

En “Zona noble” salen unos cuantos anacronismos nobiliarios de carne y hueso comentando que esto ya no es lo que era, vaya por Dios. Qué majos son: “Me puedes tratar de tú, no soy excesivamente protocolario”, “Los títulos ya no conllevan privilegios, sirven para cosas como reservar en un restaurante de lujo en París”. Acertó más el ‘urdangarinesco’ “El título lo utilizo cuando corresponde donde corresponde”, pero este es el mejor: “La nobleza molesta al que tiene envidia”. Es cierto, ¡cómo está el servicio!