16 diciembre 2011

“EL HORMIMEDIO”, “EL INTERGUERO”

Por fin, tras largos meses de negociaciones, conocíamos estos días los términos del acuerdo final por el que “El hormiguero” se fusiona con “El intermedio”. El panorama de alianzas entre empresas audiovisuales, así como las dificultades económicas que la crisis generalizada ha provocado a todos los miembros de este sector, ha abocado finalmente a las partes a encontrar una solución satisfactoria para ambas. No ha sido fácil, ya que los dos programas estrella de las cenas televisivas tienen diferentes perfiles y diferentes audiencias, pero Pablo Motos y el Gran Wyoming han conseguido llegar a un acuerdo cuyos detalles estamos conociendo poco a poco.

Básicamente, “El hormiguero” absorberá a “El intermedio”. Ambos programas se fundirán en un único programa que se emitirá a las 9:30 de la noche, aunque se respetará la línea editorial que ha caracterizado al programa de LaSexta. Pablo Motos controlará el 86% del tiempo de emisión, se mantendrán las secciones de Trancas y Barrancas, la ciencia con Marron y los productos de teletienda de Juan y Damián. Por su parte, “El intermedio” será responsable del 7% del tiempo de emisión, ampliable hasta el 14% en función de los resultados de audiencia pormenorizados que vaya obteniendo el nuevo programa. Esto obligará al programa de Wyoming a reducir notablemente sus contenidos, y Usun-Yoon y Gonzo ya han expresado su preocupación respecto de la continuidad del trabajo que actualmente vienen desempeñando en LaSexta. Un pequeño porcentaje del tiempo compartirán pantalla ambos presentadores, manteniendo divertidos diálogos en los que ya están trabajando los respectivos equipo de guionistas.

Ambas partes han manifestado sus satisfacción por el acuerdo alcanzado. “Estamos encantados de que Wyoming y su equipo hayan venido por fin a divertirse a ‘El hormiguero’”, declaró Pablo Motos. “Yo también estoy feliz. Llevaba mucho tiempo queriendo cantar el ‘Vete a dormir’”, añadió Wyoming, tras lo cual se disculpó para ir apresuradamente a encerrarse en el baño.