23 junio 2014

CHAPLIN COMO PUNTO DE PARTIDA

Por favor, papás y mamás de niños pequeños que leéis esta columna, hoy tenéis una labor muy muy importante que realizar con vuestros hijos: ponedles a ver “Chaplin & Co.” en Clan TVE a las 18:50 de la tarde. Yo no he visto todavía esta nueva serie que estrena el canal infantil de nuestra televisión pública, pero tal como se presenta en la información de prensa tiene muy buena pinta y merece que se le dé una oportunidad: dibujos animados en donde el protagonista es el personaje del vagabundo -en España, Charlot- creado por Charles Chaplin y protagonista de algunas de las mejores películas de la historia del cine.

Anécdota rigurosamente cierta: durante el carnaval de hace dos o tres años paseaba con un grupo de tres preadolescentes -16 años- cuando pasó a nuestro lado un personaje disfrazado con un bombín, un bastoncillo fino que se combaba al apoyarse en él, ropa vieja de vagabundo, zapatos inmensamente grandes y un bigotillo que años después también identificaría a un dictador alemán. “Mirad, ¿quién es?”, pregunté, y ninguno supo nombrar a Chaplin ni a Charlot. ¿Cómo iban a saberlo, si desde que ellos nacieron el cine clásico ha quedado completamente barrido de nuestra televisión? Pensadlo, mamás y papás, una parte de los niños que se aficionen a “Chaplin & Co.” quizá se animen dentro de un tiempo a ver las películas originales de Chaplin; muchos quedarán absolutamente enamorados de ellas, y, perdido el miedo al cine mudo, podrán descubrir a Buster Keaton, a Harold Lloyd; y, perdido el miedo al cine en blanco y negro, fascinados por lo que van encontrando, empezarán a empaparse de los Hermanos Marx, de Billy Wilder, de Alfred Hitchcock. Quizá dentro de quince años un veinteañero se ponga a ver "Centauros del desierto" gracias a que hoy por la tarde sus padres se sentaron con él a ver unos dibujos animados nuevos de un vagabundo muy entrañable.

En 2014 se cumple el centenario de la primera aparición de Charles Chaplin en una película de cine. Cien años después aparece por primera vez Charlot como dibujo animado en la televisión española. Así como aquellos cortos mudos de Charlot que emitía TVE en los años 70 cambiaron para siempre las vidas de muchos de nosotros, las biografías de muchos niños del siglo XXI pueden empezar a cambiar para siempre -y para mejor- hoy.