14 julio 2016

¡CONDONES "EL HORMIGUERO"!


Si googleáis “resistencia al desgaste” os salen en primer lugar dos elementos: el caucho y “El hormiguero”. Así es internet. El caucho es un polímero que se puede obtener de plantas euforbiáceas y que se usó ya en culturas antiguas para la fabricación de productos gomosos, impermeables, elásticos, siendo especialmente valorado por su larga vida útil y la resistencia que presenta a la abrasión y a otras formas de desgaste. “El hormiguero” es un programa de variedades que se emite actualmente en el access time de Antena 3 mezclando entrevistas, juegos y curiosidades de todo tipo; acaba de terminar su décima temporada con los mejores resultados de audiencia de su historia, sin acusar el menor síntoma de cansancio entre sus seguidores. El caucho resiste el uso y la erosión mejor que ningún otro material. “El hormiguero” resiste el uso y el paso de las temporadas mejor que ningún otro programa. ¿Cómo poder unir ambos elementos y crear la síntesis perfecta, la apoteosis de la resistencia al desgaste? ¿Un “El hormiguero” hecho de caucho? ¿Una fábrica de caucho dentro del plató de “El hormiguero”?

¡No! ¡Condones! ¡Condones “El hormiguero”! ¡Lo petan! ¡Vaya bombazo! Una variedad del caucho es el látex, y una aplicación muy famosa del látex es la fabricación de preservativos. Una cualidad muy valorada en los preservativos es su seguridad y resistencia al desgaste, y nada en este país resiste mejor el desgaste que el programa de Antena 3. ¿Quién no preferirá comprar condones con la garantía que ofrece ver la cara de Pablo Motos en el envase? ¿Por qué no aprovechar el tirón comercial que ha de suponer que muchos adolescentes de hoy fueran fans de Trancas y Barrancas hace cuatro, seis u ocho años? Y en cada caja de doce, uno un poco más grande que los demás con la imagen de un sonriente Will Smith levantando el pulgar. Condones “El hormiguero” con la imagen del Hombre de Negro y el texto “El Hombre de Negro usa Condones ‘El hormiguero’” y Motos y su chou tiene garantizados otros diez años comiéndose… eh… a la competencia.