10 julio 2016

EL ÍNDICE ADICTIVO SERIÓFILO

Al igual que hace con otras sustancias adictivas, el Instituto de Salud Mental de los EE.UU. está conduciendo una serie de investigaciones sistemáticas para determinar el carácter adictivo de las series de televisión. El campo de los trastornos adictivos no químicos (compras, juego, conciertos de Neil Young…) está recibiendo cada vez más atención de las autoridades sanitarias. De la misma manera que conocemos la cantidad de consumo que da lugar a la adicción al alcohol, al tabaco o a otras drogas, el ISM norteamericano quiere saber cuántos capítulos de “Juego de Tronos”, “Modern family” o “Girls” hay que ver para que un espectador comience a presentar los signos propios de una dependencia (abandono de las obligaciones cotidianas, estrechamiento de los intereses vitales alrededor de los contenidos de la serie, inquietud y agitación en ausencia de la serie).

Los primeros resultados de estos estudios colocan a “The Big Bang Theory” como la serie de televisión más adictiva del momento, habiéndose detectado casos de enganche patológico a esta comedia tras haber visto un único capítulo. “Modern family”, “Homeland”, “The walking dead” y “Sherlock” ocupan los siguientes puestos en esta lista de potencial adictivo, y la ISM recomienda que sean vistas con moderación, espaciando al máximo la visión de los episodios y evitando ver más de uno de cada sentada. La rapidez con la que aparece la dependencia no tiene porqué ir en relación con la intensidad de la misma: series como “The Americans” o “Louie” provocan adicciones muy intensas entre sus seguidores, aunque éstas requieren de muchas visiones de los capítulos para llegar a declararse. Se está valorando que a partir de la próxima temporada las series deban incluir al comienzo de cada episodio una banda con su Índice Adictivo correspondiente. Los DVDs que se vendan también deberán ocupar un 40% de su portada con advertencias sobre este asunto y fotografías de personas cuyas vidas se vieron arruinadas por su adicción a estas series.