09 julio 2016

RUIDO EN JÚPITER


Tres cuartos de hora después de que nosotros lo veamos en nuestras pantallas, “Mujeres y hombres y viceversa” llega a Júpiter. A la sonda Juno le ha costado cinco años recorrer los casi seiscientos millones de kilómetros que separan nuestro planeta Tierra del mayor planeta del Sistema Solar, pero las ondas electromagnéticas, da igual que transporten la información sobre el fin del hambre en el mundo o sobre cómo Jenny discutió con Labrador por sus tonteos con otras pretendientas, se mueven a la velocidad de la luz, y esos novecientos millones de kilómetros se corresponden casi exactamente con cuarenta y cinco minutos luz. “Mujeres y hombres y viceversa” se emite de 12:45 a 14:15 en España. En Júpiter se emite de 13:30 a 15:00.

La sonda Juno dará treinta y siete vueltas alrededor del planeta gigante y gaseoso durante los próximos veinte meses. Mientras lo hace, la cita que tuvieron Pollo y Sofía en la que aquél le regaló una camiseta a ésta atravesará las nubes de hidrógeno y helio que componen la mayor parte de la atmósfera joviana. Quizá alguna imagen de los tacones de quince centímetros de Bea o de los brazos tatuados de Hugo cruce la gran tormenta roja de dieciséis mil kilómetros de diámetro que lleva trescientos años sacudiendo su exosfera. En medio del más absoluto silencio interplanetario, más de seis veces más lejos de la Tierra de lo que se encuentra el Sol, con un receptor adecuado podríamos oír el “¡no pintas nada!” que Sofía le gritó a Jenny creando ondas sonoras entre los gases de Júpiter. Dada la diferente composición de su atmósfera respecto a la nuestra, la voz tendría un timbre extraño, propio de un monstruo.

Gracias a la sonda Juno conoceremos la estructura del planeta. Se cree que Júpiter tiene un núcleo sólido y pequeño. Si es así, las imágenes de Jenny despreciando a Juan rebotarían en todas direcciones al chocar contra esa superficie dura, mientras en el cielo joviano el pequeño punto de Juno continúa su recorrido elíptico e indiferente. En su barrido de frecuencias electromagnéticas la sonda registrará la señal de “Mujeres y hombres y viceversa” que le llegará a las 12:45, hora de España en el planeta Tierra, y la desechará como ruido.