20 julio 2016

"HABLE CON ELLAS" VUELTA Y VUELTA


La causa del fracaso de la vuelta de “Hable con ellas” (noche del domingo en Telecinco) es la vuelta de “Hable con ellas”. Como se trata de Telecinco, cuando hablamos de fracaso no nos referimos a que esta entrega haya sido una birria puesto que este programa ya había sido una birria en sus dos temporadas anteriores. Cuando hablamos de fracaso nos referimos a que no les resultó rentable porque no tuvo audiencia: ni siquiera ese público que la cadena crió con mimo embuchándole todo tipo de porquerías quiso tragarse semejante engrudo.

Es que una de las ellas de “Hable con ellas” es un personaje interpretado por un hombre y rompe el perfil de confidencia femenina del programa, es que se alarga demasiado al sumar el horario de máxima audiencia con el late night, es que trata de sustituir uno de los huecos que deja la falta de ‘realities’ marca de la casa sin ser él mismo un ‘reality’, es que busca la complicidad del público y comete el error de emitirse enlatado perdiéndose ese espejismo que produce la tele en directo al hacer creer que cualquier cosa puede ocurrir en un programa en el que, no nos engañemos, toooodo está guionizado. Disculpas. Aunque todas sean verdad, que lo serán, la fundamental causa del fracaso de la vuelta de “Hable con ellas” es la vuelta de “Hable con ellas”.

El domingo “El día del Señor” en La 2 tuvo una cuota de audiencia del 6,6 por ciento. “Hable con ellas” tuvo un 11,1. Si el Señor sube la media de audiencia de su cadena y las señoras hunden la suya es porque Telecinco ya tiene suficientes programas en el que sus colaboradores hablan durante horas de sí mismos y sus colaboradoras hablan de sí mismas durante horas. Por eso debería devolverlo a talleres y hacerle las modificaciones técnicas y los pequeños ajustes necesarios para que, teniendo en cuenta que la causa del fracaso de la vuelta de “Hable con ellas” es la vuelta de “Hable con ellas”, el programa reciba un impulso y mejore dejando de existir y desapareciendo para siempre jamás.