15 julio 2016

VIVA SAN FERMÍN


Se han acabado las fiestas de San Fermín y los telediarios no volverán a ser los mismos hasta el año que viene. Estos días estuvieron tan hermosos que daba gusto verlos con su una de cal lamentando los accidentes de tráfico y su otra de arena elogiando los encierros, con su información sobre las multas con las que las campañas de seguridad de la Dirección General de Tráfico echan sal sobre las imprudencias al volante y el contrapunto que aporta la pimienta del riesgo, la emoción del peligro, la exaltación de jugarse la vida ante millones de telespectadores a los que se nos sirven los mejores momentos a cámara lenta para que no perdamos detalle.

Estará estupendo –porque lo hacen por nuestro bien y salva vidas y eso– que los telediarios sigan informando de la última campaña de la DGT en la que revisan el adecuado mantenimiento y a la puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo que debe realizarse antes de comenzar un viaje, pero nos faltará el contraste que supone ver a la peña preparar la carrera cantando a un muñeco con un periódico en la mano. Seguiremos viendo imágenes de imprudencias captadas desde un helicóptero, pero nos faltará la vista aérea de la curva de Estafeta. Nos advertirán de que la antigüedad media de los vehículos en los que viajan las víctimas mortales de accidentes en carretera va en aumento y ya ha llegado hasta los 14 años, pero echaremos de menos el espíritu jovial y optimismo vital con el que mozos de ochenta se enfrentan a la cuesta de santo Domingo.

Que no digo yo que vaya a servir para librar, pero como todos vemos la tele y los polis también, si os pillan sin el cinturón de seguridad, yendo en bici sin casco por una vía interurbana o viviendo la vida a tope circulando por una autopista en sentido contrario, intenten congraciarse explicando que todo está controlado porque antes de salir cantaron así: “A san Fermín pedimos, aunque igual ni existió, nos guíe haciendo el necio, dándonos su bendición. ¡Viva san Fermín!”. Y si funciona, avisáis a TVE, que a lo mejor el año que viene os retransmite en directo.