12/11/17

CONTRA LOUIS CK, A FAVOR DE "LOUIE"


De verdad, si no distinguimos entre la obra y el autor vamos de culo. Bernini, uno de los mayores genios de la historia del arte universal, propinó por celos, con la ayuda de un sirviente, una brutal paliza a su amante Constanza Bonarelli, en la que le cosió la cara a navajazos dejando su rostro deforme para siempre. ¿Retiramos el Rapto de Proserpina de la Galería Borghese? ¿Cerramos San Pedro del Vaticano? Cuenta Tolstoi en sus diarios cómo durante su juventud violó a una criada y se desentendió del hijo surgido de ese abuso. ¿Exigimos a Alianza Editorial que elimine “Guerra y paz” de su catálogo? Chaplin acosaba frecuentemente a sus actrices principales. Incluso expulsó a Virginia Cherrill del rodaje ya muy avanzado de “Luces de la ciudad” porque la protagonista no cedía a los impulsos sexuales del director. ¿Nos manifestamos en contra de que se proyecten películas de Charlot? ¿Retiramos “Luces de la ciudad” de TCM y otras cadenas dedicadas al cine clásico?

Una obra de arte no se agota en su autor sino que lo trasciende, a diferencia de un selfie. HBO, después de que Louis CK confirmara que son ciertas las acusaciones de cinco mujeres acerca de que el cómico se masturbó ante ellas, ha retirado de su catálogo todos los contenidos de este autor. FX está dudando sobre si conserva o elimina “Louie”, una de las mejores series de la historia de la televisión. No lo niego: mi valoración personal del ciudadano Louis Székely -su nombre real- ha pasado de “ni idea” a “valiente hijo de puta”, pero mi opinión sobre “Louie” u “Horace & Pete” sigue fija en “obra maestra”. Me niego a que la evaluación de una obra de arte pivote sobre la virtud moral del autor, y rogaría a HBO y a FX que no dé por sentado el puritanismo de su público, permitiéndonos a cada uno decidir si tratamos las series como si fueran tuits de nuestro cuñado u obras de arte propias de un género ya indiscutible. No es Louis CK -ni Bernini, ni Tolstoi, ni Chaplin- gente con la que iría a tomar café, pero aplazaría un café con la persona más virtuosa del mundo si descubriera que aún me queda un capítulo de “Louie” por ver.

5 comentarios:

pepenave dijo...

No se puede decir mejor. Si escuchas una canción que te encanta y no sabes de quién es o una película de un director que no conoces o sí pero no sabías nada de su vida¿te van a dejar de gustar esas obras si te enteras de una barbaridad que hizo su autor?

mefspores dijo...

Me llama mucho la atención este texto después de haber leído otros en tu blog, particularmente el que compartiste hace unos días, llamado "Asco irreversible". Tal vez es porque sí disfrutas del contenido creado por Louis CK y no del Gran Hermano, pero sigue siendo contradictorio. Como tú mismo escribiste hace unos días: ": "Qué asquerosa lección se habría dado a las cadenas televisivas para el futuro. Ninguna cadena[...] debería contabilizar como propia una audiencia que no rechaza beber de un vaso de cristal que en el pasado contuvo abusos sexuales." Con tu texto estás eligiendo ser parte de esa audiencia.

Acerca de esta entrada en particular, la comparación de obras en momentos históricos tan diferentes anula casi todo el primer párrafo. El "todo o nada" también es exagerado, no tienes por qué borrar de la cultura esos libros y películas, puedes consumirlos y estudiarlos dentro de su contexto. Se puede leer un libro y ser crítico con los valores que muestra, pero no es equiparable en este caso.

Louis CK, al ser una persona con influencia, futuro y trabajo AHORA, puede vivir las consecuencias de sus actos, y además ser un ejemplo. El hecho de que las cadenas retiren su trabajo es la manera de mostrar que no tiene impunidad absoluta cuando se ha hecho pública su actitud y acoso, para evitar que se continúe perpetuando la idea de que si tienes éxito puedes hacer lo que quieras. Precisamente es importante porque esto no se ha hecho antes con otros, y precisamente es lo que puede molestar, pero es una excusa rastrera. Es igual que perpetuar tradiciones porque se ha hecho siempre. Si cambia el sistema ha de cambiar algo más que pasar de “me cae bien” a “qué mala persona, pero vale la pena”, y seguir pagando al artista y permitiéndole que prosiga su carrera sin más. Se trata de desarrollar los valores de la cultura actual y la futura, no lo que ha ocurrido ya. De eso se puede aprender.

Anónimo dijo...

Bravo

Guti dijo...

No... Lo que pasó en Gran Hermano no se refería a la vida más o menos privada de los "artistas" ni a cosas que pasasen alrededor de la "obra de arte", sino al contenido mismo de la "obra", a lo que pasó en el escenario. No estoy seguro de si hay que defenestrar a Louis CK o no, pero la alusión a la columna sobre GH no me ayuda mucho como argumento.

Kino dijo...

Louie no es un caso aislado, como dice el articulo. Pero no es para mi, una cuestion de separar la obra y el artista. Sino de separar el "artista" y al "hombre".

El abuso de poder en lo masculino se relaciona muchas veces con lo sexual. Y porque los hombres necesitamos usar el poder para pedir lo sexual? Porque el sexo no se dá naturalmente con ninguna facilidad. Y eso es en parte porque la religión ha prohibido el sexo, porque hemos castrado a las mujeres, marcándolas con nuestro apellido como receptáculos de nuestros hijos, y porque no se valora ni se atiende lo propiamente femenino.

Y es que el sexo es un instinto natural, gran lubrican te social si nos fijamos en los bonobos, y que tiene tantas condiciones asociadas para que se produzca, que falta y mucho.
A santo de que los sitios porno tienen tanto exito de publico si el sexo fuera más abundante.

A veces este deseo sexual expresa un amor/deseo sano, y otras es una energia desviada de un ansia o necesidad por resolver, pero ese es otro tema.

Entonces, los hombres a los que nos es más permitido expresar nuestros deseos y satisfacerlos que no por nada somos los "preferidos" de la cultura predominante somos los que cargamos con la responsabilidad de hacer que el sexo "fluya" más. Y ahi nos equivocamos cuando usamos el poder profesional para conseguir sexo, cuando forzamos una situación que no debe ser forzada.

Pues las mujeres al descargarse de responsabilidad de que el sexo se produzca tienen poco claro que desean, como y cuando. O no se les permite/no se permiten la expresión directa de su necesidad sexual.

Esa situación produce roces, situaciones violentas como las que se han descrito.

Ahora, el fenómeno es amplio, tiene muchos tipos de ramificaciones y merece ser tratado, como muchos otros, con compasión y tolerancia, y viendo lo particular de cada caso. Pues quien de los hombres que están leyendo esto no se ha sentido de alguna manera abusador o mal por desear mas el sexo que ella. Somos primates escasamente evolucionados y aun nos falta mucha cultura colectiva. Un problema que para mi no se arregla castigando ni excluyendo. Ni separando el problema en hombres abusadores y mujeres victimas.

Es complejo, todo un desafió, sin duda alguna.