30 enero 2011

EL ÁNGEL CAÍDO

Queridos niños: érase una vez, hace mucho, mucho tiempo, un país remoto en donde los Domingos por la Tarde la televisión programaba espacios interesantes. De hecho, era uno de los momentos de mayor audiencia de toda la semana, y las cadenas se empeñaban a fondo para ofrecer amenos magacines, películas de éxito clásicas y recientes, programas deportivos que hacían las delicias de los aficionados. El Dios de las Televisiones, siempre atento a la programación por más que su condición divina le hacía ser omnisciente desde el principio de los tiempos de todo lo que iba a pasar, se paseaba entre los canales con complacencia y disfrutaba viendo su creación y la satisfacción que provocaba entre los espectadores.

Y fue justamente el éxito de audiencia que cosechaba lo que hizo que el Domingo por la Tarde pecara de soberbia y pretendiera imponerse a su mismísimo creador. Aquél convocó una revuelta contra éste. Al principio el Dios de las Televisiones intentó aplacar el orgullo del Domingo por la Tarde castigándolo sin "Kojac", "Colombo" y otras grandes serie de detectives clásicamente dominicales. Como viera que la rebelión contra su autoridad no cesaba, retiró a continuación las retransmisiones futboleras que tanta audiencia habían atraído a ese momento de la semana. Aun así, el Domingo por la Tarde se revolvía preso de la vanidad y el resentimiento.

"Tú te lo has buscado", sentención el Dios de las Televisiones, "como castigo crearé un género de películas especial para televisión cuya única función será provocar en los espectadores un potente sueño que les haga pasar toda la tarde durmiendo. Y te condeno a ti, desleal Domingo por la Tarde, a emitir en todas tus cadenas generalistas uno o más de este tipo de telefilmes hasta el fin de los tiempos o hasta que me compre Berlusconi, -lo que ocurra antes-". Y es por eso, queridos niños, que la televisión de las tardes de los domingos es ahora el momento más aburrido de toda la semana. Os toca a vosotros extraer la moraleja de esta historia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

de dónde es la foto??? de qué película???
gracias