12 enero 2011

NUNCA ES PRIMAVERA EN LA TIERRA

La Gala de entrega del Balón de Oro (Teledeporte, Eurosport y Canal +) no es un espectáculo para todos los públicos, en la medida en que la final de la Superbowl o el campeonato mundial de sumo tampoco lo son. Hasta ahí, creo que todos estamos de acuerdo. Los chicos de la FIFA no deben intentar que la Gala del Balón de Oro sea como una ceremonia de entrega de los Oscar pero sin Julia Roberts ni George Clooney. ¿Seguimos estando de acuerdo? Vale. Que un futbolero se aburra viendo un partido de fútbol americano o un combate de sumo, puede entenderse. Que un futbolero se aburra en una gala que premia a los mejores futbolistas y entrenadores del mundo, no hay quien lo entienda. Yo me aburrí un poquito. ¿Y usted? Pues eso. Ahora vamos con Messi.

Los comentaristas españoles de la gala no pudieron evitar su decepción al escuchar el nombre de Messi de labios de Guardiola. El Balón de Oro no sería ni para Xavi ni para Iniesta, es decir, no lo ganaría un futbolista español. ¿Una injusticia? ¿Una tremenda decepción? ¿Nos tienen envidia? Cuando la cantante Rosa, ganadora de “Operación triunfo”, se presentó en el Festival de Eurovisión 2002 con aquel horror titulado “Europe´s Living a Celebration” y no ganó, la sensación de perplejidad entre los comentaristas y aficionados fue muy parecida a la que se produjo después de que ni Iniesta ni Xavi ganaran el Balón de Oro. Pero la perplejidad es una cuestión de perspectiva, porque ni Rosa era imbatible, ni Iniesta y Xavi son indiscutiblemente los mejores jugadores de 2010. Imaginemos, como propone Richard Dawkins, una nave espacial en la que viajan unos astronautas yanquis con morriña de su hogar, y uno de ellos dice: “Pensemos que ahora es primavera en la Tierra”. Esa frase, en apariencia correcta, encierra todo el chovinismo profundamente incrustado en los que vivimos en el hemisferio norte. Nunca es primavera en la Tierra. La canción de Rosa en Eurovisión no era buena. Iniesta y Xavi no son indiscutiblemente mejores que Messi.

¿Y saben una cosa? Nunca es primavera en la Tierra, no me gusta el fútbol americano, paso del sumo y no escucho las canciones de Rosa, pero Xavi merecía el Balón de Oro. Qué injusticia, joder.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

así en la Tierra como en el Cielo... Xavi Balón de oro.

Anónimo dijo...

"Pensemos que ahora es primavera en la Tierra". A mí me pareció correcta la frase, hasta que entendí que yo también habito en el hemisferio Norte.

Me gusta tu blog.