24 mayo 2013

CÓMO CONOCÍ ÍTACA

(Hace pocos días que se pudo ver por fin en la televisión estadounidense el rostro de la futura madre de los chicos a los que Ted Mosby lleva contándoles todos los capítulos de “Cómo conocí a vuestra madre”. Fue en el episodio final de la octava temporada. En su última escena apareció, de frente y con el paraguas amarillo, la mujer que lleva ocho años personificando el objetivo de la narración de la serie. Algunos espectadores se han sentido decepcionados, y se han podido leer en las redes sociales algunas quejas referidas a la falta de carisma de la actriz elegida y a lo poco espectacular que ha resultado ser este momento cumbre tan esperado en la serie, que adelanta lo que ya se ha anunciado como su temporada final).

Cuando emprendas tu viaje para descubrir quién es la mujer de Ted Mosby pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. Pide que el camino sea largo. Que muchas sean las noches solitarias en las que contemples -¡con qué placer y alegría!- diálogos ingeniosísimos y divertidísimas vueltas de guión nunca vistos antes. Detente en el MacLaren’s y hazte con todos los whiskys y las alitas de pollo, y toda la sensualidad de todas las mujeres a las que Barney Stinson se ligó ahí. Ve al Goliath National Bank para aprender de sus sabios.

Ten siempre a la mujer de Ted Mosby en tu mente. Llegar a descubrir cómo se conocieron es tu destino. Mas no apresures nunca el viaje. Es mejor que dure muchas temporadas y que termines, viejo ya, descubriendo su rostro, feliz gracias a todo lo que te has reído a lo largo de los cientos de episodios y sin esperar que la mujer de Ted Mosby te haga reír más.

La mujer de Ted Mosby te brindó esta hermosa serie. Sin ella no habrías empezado a verla. Pero no tiene ya nada que darte. Aunque la halles pobre, la mujer de Ted Mosby no te ha engañado. Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, entenderás ya qué significan las mujeres de los Ted Mosbys.

1 comentario:

Der Kaiser dijo...

Bravo. Impresionante la relación del poema de Kavafis (que siempre me gustó muchísimo) con la idea de que debemos estar contentos por este viaje que nos brindó una serie tan buena como esta. Y lo que aún queda.