28 mayo 2013

NO HABLEMOS DEL APOCALIPSIS, COÑO


Aznar es un tipo listo. Lo dijo Juan Carlos Rodríguez Ibarra el pasado sábado en “El gran debate de laSexta noche”, ese programa nocturno que laSexta y Telecinco tienen a medias para hablar a la vez de las mismas cosas prácticamente en el mismo orden aunque cada una emite sus propios anuncios. Dijo que es listo porque justo concertó una entrevista para soltar la bomba de su segunda venida a la política desde el reino de los cielos y así entretener a los medios de comunicación, que de este modo dejarían de lado la conexión de la trama Gürtel con el bodorrio de su hija. Pues hagamos caso a Ibarra y no hagamos caso a Fernando Arrabal. Hablemos de la boda y no hablemos del Apocalipsis, coño.

En “El gran debate de laSexta noche” discutieron si la corrupción salpicó el enlace Aznar-Agag (les faltó averiguar qué siginifica “agag” en lengua Klingon: solo faltaba que significara “corrupción”). Pero aceptaron sin discusión que los invitados eran “selectos”, y así lo dijeron mientras ponían imágenes de aquella feria de las vanidades. Pues no, de eso nada.

Puede decirse que los invitados a la boda eran “electos”, pues fueron “elegidos” por los Aznar-Agag (incluido el amiguete corrupto y procesado Berlusconi). Pero aunque los hubieran “seleccionado”, eso no los hace “selectos”. Injusticias del lenguaje: todo huevo que ha sido freído es un huevo frito, igual que todo individuo que ha sido elegido es un individuo electo, pero no por haber sido seleccionado un invitado pasa a ser automáticamente un invitado selecto. Es más, les regalo un método fácil para formar un grupo selecto no electo. Primero se elige a todos los individuos que reúnen cualidades indeseables (qué sé yo: resultar repulsivos, babosos, corruptos o simplemente irritantes). Después se selecciona a estos individuos electos para ser eliminados. Una vez eliminados, los individuos restantes son los no elegidos, los no electos, los no seleccionados, lo que los hace selectos. Chupao: si algún día se casan, no descarten este método para elaborar su lista de invitados.