02 mayo 2013

¡VIVA EL REY!



Hay que ver qué cosas dijo Euronews sobre la marea naranja que anteayer inundó la tele. Primero señaló que Holanda es más una república coronada que una monarquía tradicional pues la casa real está sometida a un muy estricto control parlamentario. Después añadió que la casa real holandesa no se ha visto sacudida por los escándalos que enturbian a “otras” casas reales europeas. Y, para rematar, el presentador preguntó a un invitado: “En otras monarquías, como en España, la república tiene cada vez más partidarios, ¿sucede lo mismo en Holanda?”.

Pero bueno, ¿puede un acto de exaltación monárquica convertirse en una ocasión propicia para la crítica a la monarquía? También hubo momentos en los que parecía que nuestro “Telediario” pisaba fuerte. Hablando de la ceremonia de nombramiento del nuevo rey ante las dos cámaras del parlamento, dijo: “Una ceremonia que a los holandeses les gusta subrayar que llaman ‘investidura’ y no ‘coronación’ porque consideran que tiene connotaciones más laicas y civiles”. Podía no haberlo dicho. También especificó: “El rey ha prometido lealtad a la Constitución y los parlamentarios lealtad al rey”. Notarán que falta el verbo “jurar”.  Cuando se refería a los nuevos monarcas los llamaba por su nombre de pila, sin utilizar el “don” y el “doña” que aquí nunca falta. Además, insistió de forma sorprendente en la palabra “abdicación”: “Hay que decir que en Holanda la abdicación se ve con entera normalidad”.

Pero, tranquilos, el “Telediario” informa, no opina. A los herederos invitados no los llamó “añosos, algunos aún no tanto”, sino “jóvenes, algunos ya no tanto”, y de regalo añadió “perfectamente preparados”. No habló de “la institución política más arcaica”, sino de “el rey más joven”. Tampoco dijo “y qué mejor forma de festejar la llegada al trono de unos nuevos monarcas que con una barricada frente al Palacio Real”, sino “y qué mejor forma de festejar la llegada al trono de unos nuevos monarcas que con un tango frente al Palacio Real”. Neutral y objetivo. Vayamos preparando un buen tango para cuando nos toque a nosotros.