25 mayo 2013

"LETRIS". APOLOGÍA EN CONTRA



Sin duda habrán notado que esta semana los días han sido más ligeros, las horas más plácidas y ya no se nos acumula esa tensión en la espalda que nos molestaba cuando movíamos así la cabeza hacia atrás. Sí, se respira mejor, pero no porque en esta apartada orilla más pura la luna brilla, y tampoco porque la primavera ya está doblando el mes de mayo (mayo: según el dicho, el mes de las flores; según el romance del prisionero, cuando hace la calor; según este “Telediario” proselitista que no da puntada sin hilo, “el mes de las primeras comuniones”). Si los días son más luminosos aunque esté nublado, si presentimos el buen tiempo aunque siga el frío, si notamos el alivio de quien sale de un largo túnel es porque TVE ya no emite “+Gente”.

Durante 18 años, cuando hacíamos zapping por la tarde, nos tropezábamos con “Gente” primero y “+Gente” después. “Gente” fue longevo y malo: años de cotilleos rosas y sucesos negros. “+Gente” fue fugaz y peor: meses de frívolos cotilleos rosas, rosas tertulias frívolas, tonterías rosas y frívolas con colaboradores frívolos y rosas capitaneados por Anne Igartiburu, un personaje de quien la Fundación del Español Urgente recomienda no hablar utilizando los términos “frívolidad” o “rosa” porque supone una redundancia similar a decir “autopsia a un cadáver”, “erradicar de raíz” o “apología a favor”.

Y aquí hacemos tanto caso a la Fundéu que, de hecho, estamos elaborando la primera “apología en contra” de la historia. Se trata de una apología de “Letris” -el nuevo concurso para las tardes de La 1- escribiendo contra “+Gente” -el programa que ocupaba su lugar en la parrilla-. En efecto, creemos que TVE no debería haber emitido “promos” vendiendo lo maravilloso que es el nuevo concurso “Letris” para contarnos cuánto mejora su programación vespertina, debería habérnoslo contado emitiendo “antipromos” en los que proclamara lo horroroso que era el programa eliminado y de la que nos libramos.

1 comentario:

Amarok dijo...

Vaya, qué sorpresa lo de esta cancelación. Pues a ver si caen más de estos vergonzosos programas que sólo se basan en el morbo y en el asalto a la vida privada de las personas. Por fin TVE vuelve a hacer algo bien.