12 febrero 2014

ESTE ARTÍCULO NO CONTIENE SPOILERS


La madre de Norman de “Psicosis” no es la madre de Norman, sino Norman con peluca. Al final de “El planeta de los simios”, el astronauta Taylor se encuentra con los restos de la estatua de la Libertad, así que el planeta de los simios es, en realidad, el planeta Tierra. Rick e Ilsa no terminan juntos en “Casablanca”, pero no pasa nada porque eso significa el comienzo de una hermosa amistad entre Rick y el capitán Renault. Rhett Butler pasa de Scarlata O´Hara. Máximo Décimo Meridio muere después de matar al emperador Cómodo. La última frase de “Con faldas y a lo loco” es: “Nadie es perfecto”. No, el bicho de “Alien” no ha muerto, así que la teniente Ripley las va a pasar canutas en “Aliens”. El replicante Roy Batty salva la vida de Deckard y, después, muere sabiendo que todas las cosas que ha visto se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. “¡Qué bello es vivir!” termina bien, tranqui. Pero “Love Story” termina mal y, además, no es verdad que amar signifique no tener que decir nunca “lo siento”. Dorothy consigue volver a casa después de su viaje al país de Oz. Henry Fonda, el jurado número ocho en “Doce hombres sin piedad”, consigue convencer a todos los demás miembros del jurado de que el acusado no es culpable. El soldado Ryan se salva, pero el capitán John Miller (es decir, Tom Hanks) muere. Bruce Willis está muerto en “El sexto sentido”. La última palabra que pronuncia Charles Foster Kane antes de morir en “Ciudadano Kane” (“Rosebud”) es el nombre del trineo que Kane tuvo cuando era un niño. Aquiles muere. Leónidas, también. Y Espartaco. Y Cleopatra. Pero Judá Ben-Hur, no. Darth Vader es el padre de Luke Skywalker. La hermosa, fría y ambiciosa Phyllis Dietrichson de “Perdición” reconoce que está podrida hasta el alma, pero no es capaz de rematar a Walter Neff después de haberle disparado. En “Apocalypse Now”, el capitán Willard mata al general Kurtz.

Este artículo está dedicado al miserable que destripó el final del tercer capítulo de la tercera temporada de “Sherlock” mientras hablaba por teléfono. Quise decirle que hay cosas que no conviene decir en voz alta cuando viajas en autobús y tu compañero de asiento no puede escapar corriendo. Pero la venganza es un plato que se sirve frío. Algún día, joven desconocido, me odiarás por lo que estoy haciendo.

1 comentario:

Amarok dijo...

También estaría bien dedicarle un artículo a los guionistas que no saben o no se atreven a matar personajes: lo visto en el último capítulo de "Sherlock" ha sido excesivo.