22 febrero 2014

VÉSPERA


“Domingo” proviene de “dies dominicus”, “día del Señor”, en referencia al dios de los cristianos. Hay que cambiar ese nombre obsoleto. Desde hace un tiempo el día final de la semana ya tiene poco que ver con Jesucristo y mucho más que ver con “True detective”. “True detective” se emite en los Estados Unidos el día siguiente al sábado. Antes ese día se llamaba “domingo”. Ahora propongo que los calendarios cambien y comiencen a llamarlo con un neologismo que signifique “día de True Detective” -en español, en inglés, ¿alguien sabe cómo se diría en latín?-.

E igual que el domingo clásico era el hito que ordenaba los otros seis días de la septimana, el día en el que se emite la serie de la HBO en los EE. UU. ha de convertirse en el eje y la referencia para todos los demás. El lunes ha de pasar a llamarse algo que signifique “día que ya se puede ver True Detective subtitulado en Canal+ Series”. El martes debería renombrarse con algo alusivo a “día en el que uno está hecho polvo por no haber podido dormir debido a haber visto True Detective en Canal+ Series y no para de hablar sobre él”. “Miércoles” está emparentado con “mercurio”; este nombre podría conservarse dado que “True Detective” es mercurio convertido en serie de televisión. El nuevo nombre del jueves debería significar “carajo, cuánto queda para el próximo capítulo de True Detective”. “Viernes” viene de “Venus”, y la diosa del amor ha abandonado hace ya mucho a Martin Hart y a Rush Cohle; exprópiese ese nombre y cámbiese por otro que signifique “ya sólo quedan dos días para el nuevo episodio de True Detective”. “Sábado” queda oficialmente sustituido por “véspera”, “víspera” en latín.

Y hoy es véspera. Ya sólo queda un día para la emisión del nuevo capítulo en Norteamérica y dos para su estreno en España. Enfocamos los tres episodios finales de la serie descubriendo que existen colores más oscuros que el negro. Dentro de tres semanas los vésperas volveran a llamarse “sábados”.