12 abril 2015

"MASTERCHEF" EN OJO



“MasterChef” no funciona en ojo. Es una receta audiovisual que sí, se puede ver si se la consume sin demasiada atención; pero si la analizas y evalúas detalladamente falla en ojo. Aunque a lo mejor lo que falla no es la receta. A lo mejor sobre el papel la receta es buena, pero es TVE quien no la cocina bien, no equilibra los ingredientes, no termina de darle el punto. Y por eso no dice bien en ojo. ¿Qué?, ¿que les parece raro eso de “en ojo”? Sí, al principio también me parecía raro a mí, pero habrá que ir acostumbrándose.

Tal vez a “MasterChef” le esté pasando lo mismo que a los platos que cocinan en “MasterChef”. O sea, que “MasterChef” falla en ojo igual que hay platos de “MasterChef” que fallan en boca. Kevin prepara una mousse de mar y montaña con reducción de vino de oporto con muy buena pinta, pero si luego va Jordi Cruz y dice que falla en boca, no hay nada que hacer. Lidia elabora un pastel de calabacín y conejo con salsa de setas y almendras muy aparente, pero si Pepe Rodríguez asegura que no dice bien en boca, fuera con él. Sally cocina un secreto de cerdo con salsa de manzanas y patatas con majado de ajetes espectacular, pero si Samantha Vallejo Nájera señala que no da bien en boca, Sally está perdida. ¿Ya ven cómo va la cosa?

Pues si la crítica gastronómica triunfa en horario de máxima audiencia gracias a expresiones tan ridículas e irritantes como “en boca”, aquí esperamos saltar al estrellato hablando con la misma mezcla de incorrección y pedantería con un pellizco de impostura salpimentada de extravagancia que nos llevará a la fama y el éxito social. Si vemos que la cosa va bien y se nos empieza a tratar como si fuéramos sumos sacerdotes investidos de un poder especial por encima de los demás mortales gracias a que hablamos raro, prepararemos una crítica televisiva en la que analizaremos cómo va “La voz” en oído. Que se preparen.