14 abril 2015

LAS ISLAS GRIEGAS


Pudiendo viajar en verano, los meses previos hay que tener cuidado con lo que se ve en la tele. Apetece visitarlo y abarcarlo todo, pero hay que elegir. O sea, renunciar. Algo difícil, sobre todo si las islas griegas se cruzan en el camino. Resistirse al encanto de las islas griegas es una lucha de titanes que se disputa en primavera, cuando se evalúan destinos. Y si un año, en junio, te tropiezas con “Paraísos cercanos” y ves el capítulo dedicado a Grecia, la lucha se resuelve del único modo posible: gana Grecia. Y si otro año, en mayo, te encuentras con la entrega de “Españoles en el mundo” que visita Grecia, vuelve a ganar Grecia. Pues anden con cuidado si este año han pensado visitar otros destinos: La 2 emite estos días la serie documental “Las islas griegas”. ¿No es muy pronto abril para decidir dónde ir en verano? No. La primera emisión se dedicó a las Cícladas. Con las primeras imágenes, hermosas, maravillosas, el narrador señala: “Se dice que en Grecia hay un millar de islas. De hecho hay por lo menos tres veces más”. La fastidiamos. A ver cómo se las arregla uno ahora para convencer a los compañeros de viaje de que volvemos a las islas Griegas con lo grande que es el mundo.

En el capítulo “Simpson, el simplón” de la temporada 15 de “Los Simpson”, sale en la tele un reality en el que varias mujeres creen que la elegida vivirá con un millonario en su isla… hasta que se enteran del engaño. ¿Aquel hombre no es millonario? ¡No: la isla es en realidad una península! Las pobres creen estar aisladas cuando lo que están es “apeninsuladas”. “Las Cícladas”: vino en Santorini, niños bailando en Naxos, un taller de escultura en Tinos, una metrópoli de dos mil años en Delos, un monasterio en Amorgos. Las islas griegas son tantas, hay tanto que ver, tantas conexiones con lo que somos y lo que nos gustaría ser que, como en aquel delirante gag de “Los Simpson”, es imposible estar aislado.