23 abril 2015

UN CONTENEDOR PARA MORENO

Saliendo por la puerta de atrás de los estudios de TVE, justo a mano derecha, al lado del contenedor azul para papel y del contenedor amarillo para envases de plástico, existe un contenedor de color marrón destinado en exclusiva para tirar en él toda la basura que produce José Luis Moreno. Es importante no mezclar deshechos, ya que afectan a sus posibilidades de reciclaje. Las directrices europeas permiten, por ejemplo, que toda la manipulación política de los informativos públicos se vierta en contenedores de basura orgánica, junto con los huesos de pollo y las cáscaras de huevo. Pero han insistido especialmente en que los restos de los programas de Moreno se depositen completamente separados de los demás residuos. Se calcula que un gag de una gala de Moreno que se vierta por el inodoro puede llegar a contaminar hasta doce mil metros cúbicos de agua. Un pase de modelos en lencería que empape por error el contenido de un contenedor de papel puede impedir que se reciclen más de quinientas toneladas de celulosa.

La cancelación de “La alfombra roja” supone el fin de un grave problema tóxico que amenazaba a los espectadores de la televisión pública, pero abre el delicadísimo asunto de la gestión de la basura en la que se han convertido ahora esas galas. Grupos ecologistas han advertido de que no basta con aislar esos residuos en contenedores exclusivos y herméticos, ya que, dada la experiencia relativa a anteriores deshechos como “Noche de fiesta”, se teme que componentes muy volátiles de las actuaciones de Isabel Pantoja o los chistes de Jaimito Borromeo puedan terminar filtrándose y contaminando acuíferos que pasen posteriormente al consumo público. Desde la Unión Europea se entiende que ha de ser el propio Moreno el que se encargue de la eliminación de sus residuos tóxicos, aunque asociaciones de espectadores españoles han desaconsejado tal medida ante el riesgo más que probable de que el conocido productor recicle la basura de “La alfombra roja” y haga con ella un nuevo programa que termine comprando y emitiendo TVE otra vez.