15 abril 2015

HOMER ES INMORTAL

A Michael Emerson, el actor que encarnó al fascinante Ben Linus de la serie “Perdidos” y que ahora podemos ver en “Person of interest”, no sólo le gusta el final de “Perdidos”, sino que le parece absolutamente maravilloso y se sorprende de que alguien pudiera esperar un desenlace en el que se aclararan todos los enigmas porque la serie siempre había mantenido un toque en el que se esquivaban las respuestas. Buen intento, amigo Michael. Pero el final de “Perdidos” es indigno de una serie que, como dice el mismo actor, algunos tragamos durante cien horas para renegar de ella en la última hora. El final de “Cómo conocí a vuestra madre” cargará siempre con el peso de no estar a la altura de la serie que lo parió, aunque ni los decepcionantes finales de “Perdidos” y de “Cómo conocí a vuestra madre”, ni el lacrimógeno final de “Friends”, ni el no-final de “Los Soprano” (que conste que a algunos nos encantó) ni ningún otro final de serie alcanzará nunca el nivel de majadería que supura el final de “Los Serrano”. Las series televisivas tienen un problema con el final, y eso me lleva a postular la inmortalidad de “Los Simpson”.

Homer Simpson y compañía no morirán nunca porque los guionistas tienen miedo de escribir un final que no esté a la altura (y seguro que no lo estará) de una serie que se ha convertido en la lengua franca de la humanidad televisiva. El “Nadie es perfecto” final de “Con faldas y a lo loco” es insuperable, como el plano final de “Los pájaros” o el paseo final entre la niebla de Rick y el capitán Renault en “Casablanca”. Es imposible que a los guionistas de “Los Simpson” se les ocurra un final para la serie tan exacto como el de “Con faldas y a lo loco”, “Los pájaros” o “Casablanca”. Y como eso es imposible, “Los Simpson” no acabará nunca. Homer estará con nosotros hasta el infinito y más allá. Siempre habrá una nueva temporada de “Los Simpson”, porque nadie se atreverá a escribir el capítulo final de “Los Simpson”. Ni usted ni yo veremos la 150ª temporada de “Los Simpson”, pero los que tengan esa suerte se quedarán sin ver la 500ª temporada. Homer es inmortal. Aleluya.