04 abril 2016

ATACADLE TODOS A LA VEZ

Éste es un mensaje para los ninjas malos de la próxima temporada de “Daredevil”: atacadle todos a la vez, carajo. Sois ninjas experimentados, los guerreros más entrenados de las mafias orientales. Habéis recibido adiestramiento de los más sabios maestros pertenecientes a tradiciones milenarias de artes marciales sofisticadas durante años y años de durísimo aprendizaje para hacer de vosotros las máquinas de luchar más especializadas del planeta. Pero hay algo que no os han enseñado: hay que atacar a la vez, leches. Da igual que seáis diez, cien o mil, si cuando vais a darle una paliza al Diablo de la Cocina del Infierno os ponéis en fila india y atacáis uno a uno, como mucho en parejitas. Así vais a perder siempre. ¿De qué os vale ir un porrón de vosotros contra Daredevil si cuando llega la hora de las tortas en vez de ser cien ninjas atacando sois un ninja atacando repetido cien veces?

Manejáis con destreza todo tipo de armas blancas. Dais sorprendentes saltos acrobáticos por el aire. Convertís cada apéndice de vuestro cuerpo en un arma implacable para golpear a vuestro enemigo. Habéis cumplido muy satisfactoriamente vuestra parte en la tarea de hacer de la segunda temporada de “Daredevil” una nueva gozada del primer al último capítulo para mayor gloria de Marvel, Netflix y la ciudad de Nueva York. Incluso no se puede negar que vuestra afición a llevar palizas en serie y no en paralelo ha permitido el rodaje de alguno de los planos secuencia de acción más fascinantes jamás visto en televisión. Pero no hace falta ser Sun Tzu para adivinar que a vuestro sensei se le olvidó enseñaros algo que ya saben los niños en primaria: si se trata de dar palos a alguien entre todos, es mejor que todos se los den a la vez.

Hacedme caso y al pobre Matt Murdock le quedará menos esperanza de vida que a un enemigo de The Punisher. La tercera temporada de “Daredevil” durará quince minutos y entonces sí que os tendréis que enfrentar a un enemigo poderoso: la legión de seguidores del Diablo de la Cocina del Infierno exigiendo nuestra ración de Marvel, Netflix y la ciudad de Nueva York. Os lo advierto: nosotros sí atacaremos todos a la vez.