03 abril 2016

¿MOLARÍA ESO?


Un “Sálvame” que nos salvara de “Sálvame”. Eso molaría. Un programa de horas y horas de duración que se llamara “Sálvame” sin recochineo, que hiciera transitables las largas tardes de diario y las insondables noches de los viernes de Telecinco, que exprimiera el “Sálvame naranja”, que rallara el “Sálvame limón”, que descompusiera el “Sálvame Deluxe”, que engullera el Universo Sálvame enterito y con él toda la chatarra televisiva que orbita a su alrededor. Molaría eso.

Un “Gran hermano VIP” que estuviera formado por muy importantes personas. Eso molaría. Un programa que se llamara “Gran hermano VIP” sin recochineo, que no amontonara a unos cuantos desgraciados arrastrados sin orden ni concierto por una marea de circunstancias a las orillas de Telecinco, que reuniera a un montón de personas realmente importantes por sus trabajos, por sus conocimientos, por su relevancia política o social y nos permitiera conocerlas, aprender de sus conversaciones, conocer sus opiniones, asistir a sus discusiones sobre los temas más variados. Molaría eso.

Un espacio cazatalentos con un jurado formado por miembros que juzgaran con talento a los aspirantes a miembros de jurados para espacios cazatalentos. Eso molaría. Un ‘talent show’ que reconociera que los concursantes que cantan, bailan o hacen malabares son solo un pretexto para el lucimiento, la promoción y el enriquecimiento personal de los miembros del jurado, las verdaderas estrellas del espectáculo. Un programa cazatalentos sin cantantes, bailarines ni malabarismos en el que los miembros del jurado pusieran caritas de asombro, alegría o entusiasmo e hicieran comentarios hirientes, babosos o graciosos para evaluar lo buenos que son poniendo caritas (de asombro, alegría o entusiasmo) o haciendo comentarios (hirientes, babosos o graciosos) los concursantes del programa cazatalentos que aspiran a iniciar una prometedora carrera artística como miembros de jurados en programas cazatalentos en los que poder juzgar el talento de los futuros concursantes de los ‘talent shows’ del futuro. Molaría eso. Creo.