12/1/08

CONTAGIO


Ficha: Desafío extremo. Sábado. 21,30 h. Cuatro

En vez de seguir a Lou Reed y caminar por el lado salvaje de la vida, o a Albert Pla y hacerlo por el más bestia, hay quienes prefieren seguir los pasos de los chiflados de “Al filo de lo imposible” y caminar por el lado más épico y aventurero. Felicidades: Cuatro dedica la noche de los sábados a seguir las andanzas de Jesús Calleja, un Indiana Jones de sí mismo especializado en vivir mil emociones y contárselas al que quiera vivir desde el sofá una vida de desafíos y riesgo salpicadas con gotas de humor y desenfado. ¡Es tan guay enfrentarse a los peligros con una sonrisa en los labios!

Cuatro presume de patrocinar (esponsorizar, dice Calleja) a un buscavidas que acaba de romperse el hombro en once pedazos, que asciende al Kilimanjaro por la “Ruta de la Coca-cola” mientras muchos desisten agotados o enfermos, que corona el Everest cuando la mayoría se rinde, que maneja términos como “peligroso”, “locura”, “atemorizar”, “acojona” o “arriesgado”, que apostilla “puedo morir en el intento”, “te preguntas si vale la pena estar aquí” y “organizamos un ataque suicida”, y que, encima, confiesa querer contagiar su afición a la audiencia. Mientras, todos nos preguntamos por qué las campañas de la DGT o la OMS chocan con un gusto por el riesgo y los desafíos extremos que no se sabe de dónde salió.

1 comentario:

Stephanie dijo...

Sí, señor. Asbolutamente de acuerdo. A mí eso de que un hombre escale montañas luciendo una sonrisa Profident y unas mallas tan, pero TAN ajustadas... hace que mi instinto cabrío se desate, desobedezca a la DGT, coja el Jeep, tire al monte y me descuerne. ¡Ay Madonna!, menos mal que en la TV aún quedan modelos de referencia tan apropiados como House, Shark o Hank, los cuales te permiten comprobar que en la vida te irá mejor siendo cabrón que cabra. ¡Ay Britney!, ojalá esto llegue a oídos del COI y prohíban las modalidades deportivas malleras, porque, de lo contrario, la DGT no va a dar abasto con esta mujer.
P.D.: Debido a su afición por las series norteamericanas le aconsejaría que, a partir de ahora, pase a llamarse Anthony Rich. Es más "max", es más "power", es "Max Power".
(...)
Ahora que recuerdo... ¡Maldita sea! La2 también debería cesar la emisión de Lazy Town, porque ese tal Sportacus va a provocar más de un infarto entre la población infantil. Es tan condenadamente sexy...