18 abril 2010

EYJAFJALLAJÖKULL

A ver, señores presentadores de los telediarios de la televisión patria, repitan todos conmigo: Eyjafjallajökull. Es más fácil si lo dividen en tres grupos de dos sílabas: Eyjaf - jalla - jökull. Me he pasado los últimos días zapeando compulsivamente entre todos los informativos y nadie se ha atrevido a pronunciar el nombre del volcán islandés cuya ventosidad polvorienta está marchitando el tráfico aéreo desde el Duero hasta Reikjavik. "La nube producida por el volcán islandés...", "los problemas en los aeropuertos originados por un volcán en el norte de Europa...", "el volcán que ha explotado en Islandia...". Pero, Pepa Bueno, ¿tú sabes que en Islandia hay más de 130 volcanes? ¿Cómo que "el volcán islandés", Matías Prats? ¿Te refieres al Theistareykjarbunga, al Vestmannaeyjar, al Brennisteinsfjöll? Ya sé que en un primer golpe de vista esa palabra parece más un código de barras que un nombre, pero, Marta Fernández, si has podido aprender a decir "Mahmud Ahmadineyad", ¿de verdad te es imposible decir las puñeteras seis sílabas de "Eyjafjallajökull"?

Los presentadores de los telediarios son la prueba de que las cosas difíciles de decir no tienen nada que ver con las cosas difíciles de contar. Lo que está ocurriendo con el juez Garzón, por ejemplo, es algo difícil de contar, pero Pedro Piqueras, Javier Ruiz o Ana Blanco vencen esa dificultad sin problemas gracias a su profesionalidad. Que el Tribunal Constitucional lleve cuatro años sin resolver la adecuación del Estatuto de Cataluña también es difícil de contar, y sin embargo nos lo cuentan. Pero llega un volcán de dieciséis letras lleno de jotas y eles y todos los locutores comienzan a dar rodeos para no tener que enfrentrarse cara a cara con la interculturalidad fonética. Sería mejor al revés: que dijeran con soltura "Eyjafjallajokull" pero que comenzaran a dar rodeos para contar que el número dos del Vaticano vinculó la pederastia con la homosexualidad. ¿Se imaginan a Mamen Mendizábal contando algo así como "un alto cargo de un país teocrático cristiano del sur de Europa ha vinculado ciertos delitos con ciertas orientaciones sexuales"?

3 comentarios:

Kotinussa dijo...

Me siento un poco idiota siendo la única persona que comenta casi siempre, pero supongo que si están habilitados los comentarios será para eso. Así que persisto.

Después de ver como los de los informativos se equivocan con palabras sencillas como "estratégico" (María Casado, está en Youtube) y no pasa día en que a alguno se le trabe la lengua de alguna forma, yo no exigiría que supieran decir el nombre del volcán.

Claro que si usaran medidas tan drásticas como en China, donde multan a los que se equivocan en el telediario nacional (http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008050200_5_147975__Sociedad-y-Futuro-telediario-nacional-China-multa-presentadores-pronuncien) posiblemente se aplicaran un poco más.

Gema dijo...

Supongo que un buen profesional que se precie de serlo, se molestaría en aprender a pronunciarlo correctamente, o al menos lo mejor posible.
Lo que pasa es que actualemente en lugar de contar las noticias, las leen en la pantallita y no da tiempo a aprender a decir lo que se lee.
Yo no soy periodista, ni islandesa pero me he molestado en saber como se pronuncia correctamente por curiosidad. Más que nada porque me cansa las tonterías de la gente frente a ciertos idiomas, como el alemán, que ven una palabra larga formada por varias y ya se asustan.

saludos desde Berlin

Enefecto invernadero dijo...

Yo solo por ver a Beatriz Pérez Aranda intentando decirlo me daría por satisfecha