29 abril 2010

HELP ME MAKE IT THROUGH THE NIGHT



"Help me make it through the night" ("Ayúdame a pasar la noche") tiene una magia rara. No es más que una balada del montón, escrita por Kris Kristofferson en 1970. Su letra no destaca especialmente. Su melodía y sus arreglos no van más allá de los estándares de la música popular norteamericana del momento. Y, sin embargo, por algún extraño motivo, a muchos nos gusta escucharla una y otra vez, y si se nos olvida durante una temporada el reencuentro con la vieja canción es verdaderamente gozoso. La idea para este tema se le ocurrió a Kristofferson leyendo una entrevista a Frank Sinatra en la qué se le preguntaba en qué creía al viejo Ojos Azules. "No lo sé...", respondió Frank, "en las mujeres, en el alcohol, en la Biblia... en cualquier cosa que me ayude a pasar la noche".

Me sumo a las declaraciones de Sinatra. Yo también creo únicamente en las personas, las verdades y las mentiras que me ayudan a pasar la noche. Pero como el yo que escribe esta columna es un yo que es crítico televisivo entonces lo que procede asegurar en este momento es que tan sólo creo realmente en "House", más concretamente en el doble capítulo con el que Cuatro nos ayuda a pasar la noche del martes. "House", -lo sabemos todos-, está agotado. Su sexta temporada pega bandazos erráticos, golpes brillantes de guión al lado de rellenos triviales a los que no estábamos acostumbrados, contenidos más propios de la ciencia ficción que de una serie de médicos. Ya nadie cree que pueda seguir aguantando temporada tras temporada salvo que sus escritores encuentren la forma de encarrillar de nuevo las tramas sobre la base del talento y la credibilidad. Pero aún así, "House" sigue teniendo una magia rara que hace que a muchos nos guste verlo una y otra vez. El martes ha sido duro, la oscuridad solitaria asusta con su desamor y su hipoglucemia. Y nadie puede resistirse a la mirada inteligente con la que Gregory House se ofrece durante un par de horas para ayudarte a pasar la noche.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"La oscuridad solitaria asusta con su desamor y su hipoglucemia". Este es Antonio Rico.

Anónimo dijo...

Es cierto que a veces los casos son de ciencia ficcion, pero estamos de acuerdoque se soportan esperando la frase genial o la nueva ocurrencia de House, no?
El proximo capitulo lo dirige el propio Hugh Laurie, a ver.....