04 abril 2010

LA PROCESIÓN VA POR DENTRO

En esta edición de “Callejeros” visitaremos lugares en los que se realizan las tradicionales procesiones de Semana Santa. Saetas, tambores, pasos, capirotes y trompetas, hoy, en “Callejeros procesiones”.
- Ay, qué pena más grande. Qué desgracia. ¡Mira que salir el sol ahora! Con todo lo que llovió estos días atrás, y mira qué buen día hace hoy. (Rompe a llorar)
- ¿…?
- Tendremos que sacar a la calle la imagen del Cristo Doliente de las Afiladas Espinas Clavadas en la Carne Sangrante a Nivel de la Tercera Costilla para la procesión. No queda otra.
- ¿…?
- De esta manera no vendrán los del “Telediario”, como otros años, a sacarnos llorando porque estaba lloviendo. (Llora). Ni los de “España directo”. (Llora más)
- Los de la Cofradía de la Virgen Doliente de las Afiladas Espadas Clavadas en la Carne Sangrante a Nivel de la Tercera Costilla sí que tuvieron suerte. Anteayer, justo cuando pusieron el pie descalzo en la calle empezó un chaparrón que obligó a suspenderlo todo.
- Sí, en el “Telediario” les dedicaron un reportaje a ellos solos para que se viera cuánto habían trabajado durante todo el año, cuánto habían esperado este momento y lo frustrante que resultaba que se hubiera puesto a llover. Daba gusto verlos llorar. (Llora y llora)
- A nosotros nos pasó el año pasado. No pudimos salir a la calle y tuvimos que conformarnos con hacer la procesión por dentro de la Iglesia en vez de por fuera. Sin parar de llorar por todo lo que llovía. Un éxito. Salimos en la tele lo que no está escrito. En todas las cadenas. Luego tuvimos un montón de donativos y la lista de cofrades se triplicó.
- Venga, anda, deja las lamentaciones y vamos a sacar la imagen a la calle lo mejor que podamos. Que no se note que, aunque la procesión va por fuera, la procesión va por dentro porque preferiríamos que la procesión fuera por dentro y no por fuera.

1 comentario:

v. dijo...

Sociología pura es lo que hace la santísima trinidad de Antonio Rico en cada post. Y lo bueno es que hace suyo el lema de Pocoyó (o de Julio Camba), aprender riendo.

Amén.

(Palabra de verificación: mando...)