25 septiembre 2010

AÑORAREMOS A AZNAR

No lean estos días a Julio Verne. Déjenlo para más adelante. Julio Verne dijo que todo lo que algún hombre pudiera imaginar podría ser llevado a cabo por otros hombres. Y esta idea tan hermosa se vuelve apocalíptica el día en que se publica una encuesta según la cual Belén Esteban podría encabezar la tercera fuerza política del país en caso de que se animara a dar el salto a la cosa pública y fundar un partido. Obtendría más votos que IU o ERC. La apoyarían el ocho por ciento de los electores, -especialmente ahí, en Cataluña-, y se haría con un puñadito de escaños. ¿A quién se le ha podido ocurrir semejante posibilidad? Julio Verne se refería a viajes a la Luna, aventuras en los fondos de los mares o vueltas al mundo en tres meses escasos. Y todo lo que ese hombre pudo imaginar al final pudo ser llevado a cabo por otros hombres. Eso es lo más aterrador de la encuesta realizada por Sigma Dos: no es saber que la madre de Andreíta pudiera llegar a sentarse en el Congreso, sino tener la certeza de que la madre de Andreíta más temprano que tarde se sentará en el Congreso.

No lean estos días a Julio Verne. Lean a Aldous Huxley o a George Orwell. O mejor no lean nada. Ya sólo nos queda conocer cuál será el nombre del partido (¿"Unión, Telebasura y Democracia"?, ¿"Coalición Belenista"?), quién irá de número dos por Madrid (¿Jorge Javier Vázquez?, ¿Francisco Álvarez Cascos?) o si Maria José Campanario se animará igualmente a saltar a la política y llevará su rivalidad hasta el gobierno de la nación. Se cumplen estos días doscientos años de la primera reunión de los diputados de las Cortes de Cádiz que acabó con el Antiguo Régimen e inició la historia moderna de España. "El objeto del Gobierno es la felicidad de la Nación", decía la Constitución de 1812 en su artículo 13. El objeto de Telecinco también es la felicidad de la audiencia. La puta felicidad. No lean estos días a Julio Verne. Lean a Galdós o a Blas de Otero. Y prepárense para ver entrar en el Congreso de los Diputados a Belén Esteban. Añoraremos a Jesús Gil. Añoraremos a Ruiz Mateos. Añoraremos a Aznar.

2 comentarios:

Enefecto invernadero dijo...

¿Telebasura y democracia? ¿Coalición Belenista?, Son términos demasiado complejos para ella. Yo apuesto más por un "La Esteban, ¿vale?"
No se pero yo hacía tiempo que no pasaba tanto miedo viendo la televisión. Y mira que vi cuando la habían operado pero nada, ni eso...
Yo si fuera IU estaría debajo de la cama.

Amarok dijo...

Ya tiene que ser grave para que lleguemos a añorar a gente como Jesús Gil, Ruiz Mateos y Aznar...

Completamente de acuerdo con la recomendación de leer a Aldous Huxley y George Orwell, dos de los autores más importantes de la literatura del siglo XX, y que tenían una enorme visión de futuro.