03 septiembre 2010

EL DESPEGUE DE TELECINCO

Muy bien, Telecinco. Así se hacen las cosas. Eres el mejor servicio público televisivo del país, la cadena más sensible a las demandas de los ciudadanos, la que más trabaja por la construcción de una sociedad más justa y solidaria. Lo demostraste anteayer con el estreno de “Vuelo IL 8714”, la miniserie sobre el accidente del avión de Spanair en Barajas. Así que no queda más que reconocer el mérito y animarte a seguir por ese camino.

Desde el mismo momento en que hace dos años murieron 154 personas en aquel accidente, la sociedad española demandó la realización inmediata de un telefilme basado en hechos reales que permitiera revivir la desgracia una y otra vez sin necesidad de reabrir dolorosas heridas gracias al sencillo procedimiento de darse tanta prisa que las heridas aún permanecieran frescas y no se hubieran cerrado. Incluso la clase política y las instituciones, tan sordas otras veces a las demandas ciudadanas, señalaron repetidamente la necesidad de este telefilme. Pero sólo una cadena de televisión se mostró sensible ante este clamor social y puso su maquinaria audiovisual al servicio de tan noble fin, realizando “Vuelo IL 8714”. A la asociación de afectados por el accidente le saltaban las lágrimas de agradecimiento hacia Telecinco y pidió repetidamente que adelantaran la emisión para hacerla coincidir en la medida de lo posible con el segundo aniversario del accidente, algo que la cadena lamenta no haber podido cumplir del todo, aunque la proximidad es innegable. Los miles y miles de firmas enviadas a Telecinco pidiendo la emisión de la serie fue el adelanto de la gran acogida que la audiencia le mostró anteayer, día de su estreno, algo que hizo a Telecinco no sólo la cadena más querida, sino también la más vista en esa franja horaria

Y ya está. Ahora, para que Telecinco sea la cadena más requeteguay de todo el mundo entero por siempre jamás de los jamases ya sólo hace falta que algo de lo anterior no sea mentira y que todo lo contrario deje de ser verdad.

4 comentarios:

Mariam dijo...

La emisión del primer capítulo de esta miniserie me pareció de un mal gusto espantoso. ¡Qué falta de respeto y consideración tanto hacia las víctimas como hacia sus familias! Supongo que muchos de nosotros no olvidaremos jamás lo que ocurrió aquel día, la serie y el morbo sobran.

Anónimo dijo...

Amén hermano

FLoR dijo...

Amén. No hay más que decir.

Anónimo dijo...

Has tardado en publicar algo sobre este...como definirlo, trozo de mierda no, lo siguiente. Ya estaba hasta nervioso.... por Dios que no vuelva a suceder ;) gracias por poner voz a lo que muchos pensamos.