11 septiembre 2010

EL MARCO Y AMEDIO

Contengamos la respiración. Está a punto de frenarse el progresivo avance de la última mutación de la telerrealidad que amenaza con infectar nuevamente la televisión mundial. Tras una década en la que “Gran hermano” contagió todos los países sembrando la desolación, nos amenaza un nuevo virus de la telerrealidad sintetizado en los laboratorios televisivos más peligrosos. Pero ha cometido el error de comenzar su ataque por la española Antena 3, así que se cree que morirá de inanición y aburrimiento.

La primera oleada, en forma de “Gran hermano”, fue terriblemente eficaz. Además, en España padecimos especialmente sus efectos porque encontró en Telecinco un huésped ideal en el que medró y dio lugar a la mayor cantidad de entregas de “GH” de la televisión mundial. La nueva oleada, en forma de “The Frame”, se anuncia virulenta, pero en Antena 3 nunca prosperó la telerrealidad (empezando por aquél fracaso inicial que se llamó “El Bus”). “The Frame” se estrenará a nivel mundial en Antena 3 la semana que viene con el nombre de “El Marco”, por lo que si la cosa va bien, irá mal y nos lo quitaremos de encima por siempre jamás.

Además Patricia Gaztañaga, la presentadora de “El marco”, viene de fracasos recientes como “No es país para viejos” en Antena 3 y “Bodas cruzadas” en Cuatro. Sólo se trata de que siga la racha, “El Marco” también fracase y desaparezca sin dejar rastro. Será bonito ver que, tras una pequeña turbulencia sin importancia, el Marco podrá seguir siendo aquel niño que iba recorriendo Argentina con el mono Amedio en busca de su mamá, y no un programa en el que unos cuantos concursantes con un ego así de grande se plantan a vivir delante de las cámaras para hacerse famosos porque sí teniéndonos a todos pendientes de sus aburridas vidas. Que haya suerte.