09 septiembre 2010

DUELO A CONTERTULIAZOS

Murphy, el famoso autor de la ley que establece que si algo puede salir mal, saldrá mal, fue un derrotista, un entregado, un tipo sin esperanza. Pero sólo hasta que O’Toole lo sacó del pozo aupándolo con cuatro palabras demoledoras: “Murphy era un optimista”. Bien, pues ya pueden ir olvidándose de las “Pinturas negras” que Goya realizó en la Quinta del Sordo. De negras nada. Eran más coloristas que la bandera gay, más simpáticas que Smiley, más optimistas que cualquier representante español antes del Festival de Eurovisión, la fuente en la que se inspiró el creador de “Hello Kitty” para que la gatita resultara simpática. Telecinco las sacó del pozo aupándolas con sólo dos palabras demoledoras: “Enemigos íntimos”.

En el hasta hace poco terrible cuadro “Duelo a garrotazos”, dos hombres frente a frente se pegan porque sí, sin escapatoria posible. Ahora “Enemigos íntimos” ha descubierto que Goya era un optimista porque para que dos se peguen no hay necesidad de estar frente a frente, que para eso ya están los contertulios especializados en trabajos sucios. Gracias a Santi Acosta, este O’Toole audiovisual que cuenta en su currículum con méritos como “Salsa rosa” y “Sábado dolce vita”, anteayer por la noche Isabel Pantoja y Julián Muñoz se liaron a garrotazos delante de todo el mundo sin necesidad de verse las caras. Se trata de un avance inspirado seguramente en esa noble tradición inquisitorial que permitía condenar en ausencia y quemar en efigie. Viva el progreso.

Gracias a trucos así, parece que “Enemigos íntimos” va sobreviviendo y encontrando su hueco en la parrilla. Si hay suerte, coincidirá con la próxima edición de “Gran hermano” y Santi Acosta podrá saludar por los pasillos de Telecinco a su vieja compañera Mercedes Milá, esa digna señora que se estrenó “Enemigos íntimos” declaró: “Me avergüenzo de pertenecer a una cadena que trata así a los famosos”. ¿Nos enseñarán alguna vez cómo se pegan garrotazos entre ellos?