27 abril 2011

EL UNIVERSO Y LA TELE


En la película “Annie Hall”, el joven Alvy le dice al doctor Flicker que está deprimido porque ha leído que el universo se expande, y si se expande un día se romperá y será el fin de todo. A mí no me deprime la expansión de universo, sino la expansión de los programas astrológicos y de televenta (en el fondo son la misma cosa) en las madrugadas televisivas. Ni la sensata reflexión de la madre de Alvy (el universo se expande, pero no Brooklyn), ni la razonable observación del doctor Flicker (debemos tratar de disfrutar mientras estemos aquí) pueden consolarme. Lo que vale para el universo no vale para la tele.

Aunque La 2 esté libre de basura astrológica, todo el universo televisivo es mi casa. Es decir, lo que pasa en la madrugada televisiva también afecta a los que vivimos en Brooklyn. Y es difícil celebrar los consejos de “Supernanny”, seguir los casos de “CSI” o desternillarse con Berto Romero mientras estamos en horario proletario sabiendo que, escondidos en la madrugada, Cuatro emite un programa de esoterismo como “Cuatro astros” y un escalofriante “Shopping”, Telecinco no renuncia a castigarnos con “Infocomerciales” y laSexta alberga espantos como “Astro TV” y generosas Teletiendas llenas de roña. Puede que la expansión de la televenta y la astrología no signifique el fin del universo televisivo, pero no puedo dejar de pensar que tras “Supernanny” viene el esoterismo, que después de que los chicos de “CSI” se vayan a casa con el deber cumplido llegan esos productos enloquecidos que insisten en que llamemos ahora, y que la deslumbrante gracia de Berto deja paso a una vidente que improvisa estupideces en directo. Y me deprimo.

Mi madre y mi médico ya no saben qué decirme. Sé que debería conformarme con vivir en Brooklyn y olvidarme de la expansión del universo. Sé que debería disfrutar de la vida y de la tele que me gusta, y no preocuparme de “Shopping” ni de “Astro TV”. Pero no puedo. A ver si, por lo menos, hoy el Barça me da una alegría.

1 comentario:

prefieroelanonimato dijo...

Oh! Annie Hall,una de mis películas favoritas...Cada día me sorprendes más.