09 junio 2011

ME RINDO



Me rindo. Tiro la toalla. Me retiro. Llevo años, décadas quizá, intentando mantenerme al día en lo que a publicidad para adolescentes se refiere. La he analizado con detenimiento desentrañando minuciosamente sus claves ocultas, he empatizado todo lo posible con el mensaje que ahí se presenta para poder entender las características de las personas a las que se dirigen. Y, créanme, no ha sido fácil. Cuentan milenarias leyendas que hubo un tiempo en donde la publicidad se centraba en alabar el producto publicitado. Sean o no verdad estas narraciones mitológicas, es innegable que en la actualidad la publicidad sólo pretende divertir al sector del público al que se orienta el spot. Y si ese sector del público es la audiencia adolescente, entonces se hace imprescindible no sólo no interesar al público adulto, sino distanciarse activa y arrogantemente de él. Estuve a punto de tirarlo todo por la borda tras la última campaña de Mixta: “No sé por qué la puerta giratoria gira, gira, pero nunca toria” y “Si el checo viene de Checoslovaquia, el chaleco viene de Chalecoslovaquia”, pero pude reunir fuerzas para un último intento.

Hasta que llegó el nuevo anuncio de Fanta sobre sus becas Robertus. Se acabó. Adiós. Dimito irrevocablemente de mi condición de fino analista de publicidad adolescente y pongo mi cargo a disposición del Departamento de Psiquiatría que proceda. “Pasarlo teta es vital”. No digo que no. Pero cualquier espectador que se identifique con esa estética, ese dub, esa metabroma paracómplice intencionalmente postsemiótica, no pertenece a mi especie animal. No digo que sean mejores ni peores que yo. Sólo siento que tengo con ellos menos en común que con esos bichitos minúsculos en forma de gota estirada que a veces vemos recorrer las junturas de los azulejos de los cuartos de baño. La conexión entre el spot de Fanta y las aguas con polvitos y colorantes que vende no es que sea compleja, es que sólo existe en un universo paralelo al mío. “Hacer lo que le mola es lo más importante, pasarlo teta es vital”. ¿Sí? Pues hasta siempre, chicos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajajaja, en cuanto vi el anuncio me acordé de tu blog y dije... "seguro que se echa las manos a la cabeza en cuanto lo vea". Veo que además te ha dejado sin palabras.

No es para menos, el mensaje que se pretende transmitir a los jóvenes no es nada alentador, y los mete a todos en el mismo saco. Así que luego se tiene tan poca fe en ellos...

En fin, una pena.

david dijo...

Me recuerda al anuncio de mcdonalds diciendo que promociona el ejercicio y la buena alimentacion... pues eso.