17 junio 2011

¿AGUA O GRASA?

¿Isabel Pantoja es hidrosoluble o liposoluble? Quiero decir, ¿se disuelve Isabel Pantoja en el agua y por tanto su consumo excesivo no es peligroso para la salud ya que se elimina por la orina, o se disuelve Isabel Pantoja en las sustancias grasas del organismo y por tanto su consumo excesivo puede originar efectos indeseables para la salud al ir acumulándose más y más Isabel Pantoja en el hígado, en los músculos, en las meninges? La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de 80 miligramos al día de vitamina C, pero si se nos va la mano con las naranjas no tenemos nada que temer, ya que la hidrosolubilidad de tal vitamina hará que la función renal la elimine sin problemas. La misma OMS establece una Cantidad Diaria Recomendable de vitamina A de 800 microgramos, pero esta vez su carácter liposoluble nos provocará diarrea, pérdida del cabello o visión borrosa si superamos ampliamente tal cantidad. Ningún órgano médico colegiado ha establecido una CDR de Isabel Pantoja, probablemente por el mismo motivo por el que no existen CDRs de ladrillo triturado o de caspa seca, pero nadie puede dudar de que la dosis que Antena 3 nos ofreció el pasado miércoles de la polisaturada tonadillera supera las capacidades metabólicas de la ballena azul.

Una tv movie biopiquera, un documental sobre sus fans, un documental sobre ella en su mismidad. Se inició la ingesta de Isabel Pantoja a las diez de la noche y no se terminó el consumo hasta las dos y media de la madrugada. Aparece pues ahora la pregunta: aquellos espectadores que consumieron cuatro horas y media de esta sustancia ¿la han estado meando desde entonces salvando su vida gracias a la función depurativa de los riñones, o por el contrario Isabel Pantoja ha quedado acumulada en los tejidos grasos de dicha audiencia y haría falta una liposucción para extraer del organismo las peinetas grasas, los romances grasos, las admiradoras grasas y los grasos paquirrines? "Hoy quiero confesar que soy hidrosoluble" u "hoy quiero confesar que soy liposuble". Ésta sería la única confesión medianamente interesante que podría hacernos Isabel.