06 junio 2011

DESEMPLEO

Víctor Castro debería ser contratado por TVE. Terminó la semana pasada su recorrido por “Saber y ganar” tras superar cien programas en donde respondió acertadamente a miles de preguntas sobre miles de temas. Y tras tantos meses fascinándonos nos enteramos de que el bueno de Víctor está en paro. No le van a empezar a llamar de otros concursos televisivos para que deleite a la audiencia con sus habilidades académicas. Es muy improbable que le veamos dentro de tres meses protagonizando la nueva campaña publicitaria de tal coche, este champú o aquella cuchilla de afeitar. Apostaría a que “La noria” o “DEC” no están interesados en realizarle una entrevista en profundidad en donde pudiera hablar de una infancia difícil o un amor ingrato que jugó con él y lo puso al borde del abismo de las drogas y la autodestrucción.

Víctor Castro debería ser contratado por TVE. No pocos espectadores disfrutan viendo a un tío que tiene una extraordinaria habilidad para golpear una pelota con una raqueta y mandarla lejos del alcance de su oponente. Y TVE ofrece ese espectáculo a su audiencia. Otros espectadores disfrutan viendo correr motos a toda velocidad dando vueltas a un circuito. Y pueden ver esas motos en TVE. Por último, una parte del público disfrutamos viendo a gente como Víctor Castro usar su dificilísima erudición para contestar correctamente una pregunta tras otra sobre un tema tras otro. Disfrutamos con el 10% de las preguntas al descubrir que nosotros también las sabemos. Disfrutamos con el 90% restante al descubrir que Víctor Castro las sabe. La erudición y el saber enciclopédico no es ni más inútil ni menos merecedor de reconocimiento que golpear una bola con una raqueta o dar vueltas a un circuito en moto más rápido que los demás.

Conclusión: exhibiciones de Víctor Castro en TVE, al menos hasta que encuentre trabajo. E interrupción de las retransmisiones de tenis y motociclismo en cuanto Rafa Nadal o Jorge Lorenzo hagan lo propio. Que ellos seguramente también están desempleados.