03 junio 2011

LA TELEVISIÓN NO SERÁ REVOLUCIONADA

En el mismo día que conceden al poeta y músico Leonard Cohen el premio Príncipe de Asturias de las Letras, algún Telediario informa de que hace unos días ha muerto el músico y poeta Gil Scott-Heron, el hombre que proclamó que la revolución no iba a ser televisada y de resultas descubrió el rap. Se quedó corto Scott-Heron en los años 70. Cuarenta años después va quedando claro que no solo la revolución no será televisada como advirtió, es que ni siquiera la televisión será revolucionada:


Serás capaz de quedarte en casa, hermano, serás capaz de enchufarte, conectarte y escabullirte, serás capaz de perderte en la mierda y quedarte, ir a por cerveza durante la publicidad, porque la televisión no será revolucionada. La televisión la traerá la TDT en mil partes con interrupciones publicitarias. La televisión mostrará fotos de Zapatero alzando las cejas y a Arguiñano cocinando estómago de cerdo rico, rico y con fundamento. La televisión traerá los TP de oro y van a estar las estrellas María Teresa Campos y Ana Rosa Quintana y Matías Prats. La televisión le dará sex-apeal a tu boca, se deshará de tus arrugas, te hará parecer más delgada, porque la televisión no será revolucionada. Habrá imágenes del rey enfadado al descubrir que el principal activo político de un rey es su salud, de la princesa poniendo paz entre dos niños, de Belén Esteban yendo al plató embarazada para conseguir que su cadena sea la más vista, de José María Íñigo diciendo que los espectadores comemos porquería porque nos alimentan con porquería; porque la televisión no será revolucionada, hermano. Habrá titulares en los informativos sobre un tornado blanco, un relámpago blanco o un hombre blanco, fotos de mujeres ricas depiladas, vídeos de una paloma en tu habitación, un tigre en tu maletero, un gigante en tu inodoro. La televisión te hará mejor con Coca-Cola, luchará contra los gérmenes que causan mal aliento, te pondrá en el asiento del coche, porque la televisión no será revolucionada. No será revolucionada. No será revolucionada.