27 enero 2014

EL ÁRBOL Y LAS MATEMÁTICAS

Decía el ensayista inglés Joseph Addison que prefería mirar un árbol con toda su exuberancia y difusión de follaje y ramas que verlo podado y acicalado como una figura matemática. Un árbol podado y acicalado deja de ser un árbol, digamos, “salvaje”, pero una noticia puede presentarse con toda su exuberancia y difusión de follaje y, a la vez, podada y acicalada como una figura matemática. Lo vemos de lunes a jueves en “El intermedio” (laSexta).

Sandra Sabatés presenta los árboles de las noticias con toda su exuberancia de nuevos cardenales explicando que la homosexualidad es una deficiencia, difusión de Cospedales y otros follajes vomitando frases ininteligibles y ramas de oscuros accidentes como el del metro de Valencia. Luego, Wyoming poda y acicala esas noticias hasta convertirlas en figuras matemáticas. Sabatés cita las declaraciones de Gallardón sobre el aborto (“no por el hecho de que un feto no sea perfecto tiene derecho a menor protección”), y Wyoming las acicala con su tijera hasta dejarlas listas para ser contempladas sin la protección salvaje de la demagogia más ruin. Porque las noticias salvajes, aunque las presente Sandra Sabatés, ocultan su potencia matemática detrás del follaje y las ramas. Es decir, del ruido. Ese cardenal hipertenso que cree que los homosexuales tienen una sexualidad deficiente, esas Cospedales que hablan en mongol, esos políticos que quieren hacernos creer que el accidente de Valencia fue fantasma, ese ministro que se esfuerza en insinuar que los enemigos de su ley del aborto son nazis, todos ellos y tantos otros ocultan lo que hacen, dicen y piensan en la exuberancia de sus cargos, el follaje de su jerga y las ramas por las que se van. Necesitamos podadores. Necesitamos acicaladores. Necesitamos matemáticos. Necesitamos humoristas.

No todos somos como Addison, así que nos reímos con la verdad podada y acicalada y preferimos las divertidas figuras matemáticas de Wyoming a las exuberantes tonterías de un neocardenal que, aunque representa a una religión que mira de reojo la Teoría de la Evolución, se niega a bajar del árbol.