12 enero 2014

ELOGIO DEL PICOR



Querida chica del anuncio de Dermovagisil: yo, sinceramente, no soy nadie para llevarle la contraria a tu madre, pero la crema ésa que te ha aconsejado para reducir tus picores íntimos no parece ser muy eficaz. Funciona, es cierto. Pero a muy corto plazo y durante muy poco tiempo. En pocos segundos soluciona por completo tus inquietudes. Se te nota mucho porque te cambia la cara de lo aliviada que te sientes. Pero al día siguiente, zas, ya estamos como la víspera. A veces incluso en el mismo día. Y otra vez a pasar el mal trago de confesárselo a tu madre, a decir “ahí” con esa expresión de incomodidad -tu madre podría suponerlo en cuanto te ve con esa carina-. No es normal un picor tan persistente. Llevas así desde el verano.

Perdona mi atrevimiento, pero me he tomado la confianza de consultar tu caso a una amiga enfermera. Ella opina que seguramente serán hongos y que deberías ir al médico. Yo, que tengo cierta formación en filosofía que enturbia habitualmente mis juicios, opino que las cosas de la vida en ocasiones pican. Y no tiene nada de malo. No sólo la piel. Todo pica. A veces el amor pica. Y la amistad. Y los odios. Pica lo ausente y lo presente. Pican los besos que no dimos como les duelen los miembros perdidos a los amputados. El suavísimo temblor de los susurros pica. De hecho, si algo importante no pica de vez en cuando, malo. Y a veces lo mejor que uno puede hacer es rascarse. Y a veces rascarse es lo peor.

En español, “prurito” significa tanto “picor” como “ansia por hacer algo bien”; en contra de lo que se dice, la naturaleza no es sabia, pero los idiomas lo son muchísimo y alguna clave de lo que te pasa ha de encontrarse en esa polisemia. O, a lo mejor, todo esto no son más que bobabas mías, tiene razón Paz, y lo tuyo son hongos y después gloria. Si yo tuviera picores vaginales pediría una segunda opinión para compararla con la de tu madre, pero nunca hagas caso a un tío que escribe “si yo tuviera picores vaginales”. ¿Quién soy yo para dar consejos sobre esto? Me lavo las manos. Sí, en este tema me lavo las manos.