08 septiembre 2014

MARIPOSAS EN LA CABEZA


María Isabel Pantoja no va a presentar el “Telediario”. Y la hija de Isabel Pantoja –que es la misma chica– no va a trabajar en “La noche temática”. Ni la hermana de Paquirrín –o sea, la de antes– va a hacer reportajes para “Documentos TV”. Tampoco Chabelita –que es como llaman en el mundo del petardeo televisivo a este mismo ser que cuenta en su haber con ser de la familia que es y haber cumplido al fin los 18 añitos para que sea legal saltar sobre su cuello– no va a dar el pronóstico del tiempo en ninguna cadena; ni siquiera para hacer de reír en Comedy Central, la cadena anteriormente conocida como Paramount Comedy. Y tampoco Isa –que es como al parecer quiere la chica y su asesor de imagen que la llamen– va a ser tertuliana política en ninguna cadena; ni siquiera para hacer de llorar en 13TV, la cadena en la que la Conferencia Episcopal ha transformado aquellas lenguas de fuego que se posaron sobre los apóstoles para que anunciaran el evangelio con fidelidad por todo el mundo.

Lo que la chica va a hacer es presentar la sección “Yo soy Isa” en el programa “Cazamariposas” que Telecinco y Divinity dedican a usar la moda como arma arrojadiza y como relleno frívolo para vidas vacías.

Hay quien se echó las manos a la cabeza viendo su salto a la tele, pero antes de alarmarse hay que ver a qué tele da el salto. Unos señores de Telecinco, interesados en tenerla en nómina viendo lo rentable que resulta esta familia, le dirán lo que tiene que decir. Ella se limitará a decirlo, y no tendrá que hacer nada para lo que sea necesario tener algún tipo de estudios, preparación, competencia, habilidad, capacidad, aptitud, talento, destreza, maestría, pericia, experiencia, idoneidad, disposición, desenvoltura o cualificación personal o laboral. Así que no hay nada nuevo bajo el sol. Sigamos tranquilos y limitémonos a anotar otro nombre en la lista: “Cazamariposas”.