13 septiembre 2014

"V"


La nueva temporada de Cuatro es basura. Como la anterior y la anterior de la anterior. Como llevan siendo todas desde que la cadena nació hace diez años. Acaban de presentarla con la ilusión de un niño con zapatos nuevos, pero esconden agujeros en los calcetines. Mienten cuando hablan de programas novedosos e innovadores. Mienten cuando dicen ser una cadena que apuesta por ser más joven y urbana. Y mienten con su nuevo lema: “Cuatro tiene mucho de ti”. Dicen cambiar, pero un año más mantienen en su parrilla el programa más carca y retrógrado, más rancio y reaccionario, más tramposo y dañino de la tele nacional: “Cuarto milenio”.

Íker Jiménez, nuestra traviesa mascota, conductor chiflado de la nave del misterio y presentador del timo televisivo, está encantado porque este año empezó por todo lo alto.  ¿Descubrió la baticueva del hombre del saco? ¿Investigó si la bruja Piruja aparca su escoba en doble fila mientras va un segundo al cajero? ¿Comprobó que el ratoncito Pérez no tiene permiso de Angela Merkel para repartir dinero y se va al paro? ¡No, dio otra vuelta de tuerca al cansino fraude de las caras de Bélmez!

En este género televisivo que vende ficción por realidad son muy importantes las “recreaciones”, y como el negocio va bien se permitió el lujo de fichar a la gran Terele Pávez para interpretar a María Gómez Cámara, la señora que aún después de muerta se ríe de todos pánfilos que anduvieron tras las caras de su casa. Viendo que Jiménez maneja la “hipótesis” de que la señora pudiera modificar las moléculas oscuras del cemento para generar caras (signifique lo que signifique esta palabrería), y visto su convencimiento de que en la vida diaria nos mienten (empezando por los informativos, no sé qué dirán sus compañeros de cadena), quedamos a la espera de que “Cuarto milenio” desvele el significado oculto de la enorme “V” que los Visitantes han formado en Cataluña para enviar un mensaje secreto a sus compañeros extraterrestres de la nave nodriza. Si no organizamos la Resistencia, seremos invadidos por lagartos carnívoros maquillados como en los ochenta.

3 comentarios:

Rafiki dijo...

Me parto el pecho!! Y además tienes toda la razón del mundo.

Anónimo dijo...

Eres un puto personaje que solo sabe hablar de lo que hace el resto porque no vales para hacer nada mas. Como crítico no vales un carajo y como espectador menos.

Anónimo dijo...

Joder, Anónimo (¿o debería llamarte Iker?... porque por lo amargado de tu comentario, cualquiera diría que te ha insultado personalmente), tú sí que pareces no valer para gran cosa; ni para criticar.