16 septiembre 2014

NO EXISTE EL FACTOR "G"

Los psicólogos llevan casi un siglo discutiendo sobre la existencia o no de un factor general de inteligencia. Quiero decir, ¿existe algo que pudiéramos llamar “inteligencia general”, que de una forma más o menos importante se halla presente en todas las destrezas y habilidades humanas? ¿O sólo existen “inteligencias” independientes, aisladas entre sí, de tipo numérico, o verbal, o social, o espacial, o memorístico? Una persona que posee una gran capacidad de, por ejemplo, razonamiento lógico, ¿tiene aunque sea sólo un poquito más probabilidad de puntuar también alto en habilidades numéricas o verbales? ¿O acaso es igual de probable que sean un desastre en números o palabras esa persona de notable razonamiento lógico y otra que sea incapaz de entender un silogismo? ¿Existe ese factor “g”, esos elementos comunes a toda la conducta inteligente humana?

Queridos psicólogos: dejen de investigar. Me alegro de informarles de que el “Saber y ganar. Edición Fin de Semana” del pasado domingo resolvió esta cuestión. Mercé Gil, una simpática y entrañable concursante del programa, resolvió de forma brillante y rápida todas las preguntas del “Pequeño gran minuto”. Contestó sin un solo fallo preguntas sobre medicina, literatura, deporte, religión... y se llevó merecidamente el bote de 30.000 euros que el programa había acumulado hasta el momento. Tal logro se celebró efusivamente en el plató: los demás concursantes la felicitaron con entusiasmo; Pilar, Juanjo y Jordi hicieron lo mismo; ella lloró de emoción -por favor, que no se diga “se emocionó hasta las lágrimas”, horrible calco del inglés-. Y finalmente la excelente concursante vinculó su acierto a un amuleto que llevaba, que además “es de mi suegra que ha muerto hace poco y sé que ella me ha ayudado”.

¿Lo ven, psicólogos? Se puede ser un auténtico genio para algunas cosas y un auténtico necio para otras. No existe el factor “g”. Asunto resuelto. Pueden ponerse a investigar el siguiente tema.