19 mayo 2015

JORNADA DE REFLEXIÓN A POSTERIORI



Una cosa es que haya partidos que en estas elecciones quieran romper con el bipartidismo y la santa Transición, y otra muy distinta es cambiar de sitio la jornada de reflexión. La jornada de reflexión tiene que ser el día antes de votar, así que no tiene ni pies ni cabeza que en estas elecciones sea al día siguiente.

Pero es el próximo lunes 25, al día siguiente de las elecciones, cuando TVE tiene previsto estrenar “Así de claro”, el programa que la tele pública le ha dado a Ernesto Sáenz de Buruaga. Verlo de nuevo en TVE, y verlo además en horario de máxima audiencia, será sin duda un buen motivo para reflexionar, pero para entonces ya servirá de poco. ¿No sería mejor que TVE cumpliera su función de servicio público adelantando su estreno un par de días para que esa reflexión sobre la tele que tenemos, la tele que tuvimos y la tele que queremos tener tuviera más sentido? Tal vez sea ya demasiado tarde para Buruaga, pero a lo mejor Bertín Osborne sí puede llegar a tiempo.

TVE también le ha dado un programa a Bertín (“En la tuya o en la mía”). No sabemos si tiene previsto estrenarlo después de la siguiente convocatoria electoral, la de las generales, pero debería hacer un esfuerzo para estrenarlo un poco antes. Así nos daría tiempo a saber en qué nos gastamos los cuartos. Además, “En tu casa o en la mía” viene precedido de una bonita campaña promocional: se acusó a la tele pública de pagarle una pasta desproporcionada al tonadillero, pero nadie desmiente ni aclara nada. Solo Bertín, “partidario de que no hay que bajarse los pantalones” porque al hacerlo “te van a dar siempre”, manifestó que el dinero no se lo ofrecieron, sino que lo pidió él: “Me llamaron para decirme si quería hacer el programa y preguntarme lo que quería cobrar. Así fue. Yo cobro lo que cobro y si me lo quieren pagar, trabajo. Si no, me quedo en casa. Me la sopla. Es lo que hay”. Como para no reflexionar.