04 junio 2015

PLANUS INTERRUPTUS


Les va sonar a broma, pero les aseguro que laSexta interrumpió el famosísimo plano secuencia del capítulo 4 de “True Detective” para meter siete minutazos, siete, de publicidad. No es una noticia de “Mongolia”, ni de “El Mundo Today”. No lo contaron Buenafuente ni Javier Coronas en “En el aire”... Ocurrió la noche del lunes al martes a eso de las 00:30. Es sabido que el episodio 4 de la primera temporada se cierra con un plano secuencia brutal que dejó a todo quisque boquiabierto cuando la Humanidad pudo contemplarlo en las fechas cercanas a su estreno durante el año pasado. Rust Cohle ha de infiltrarse entre las filas de los malos malosos y para ello les acompaña en una de sus fechorías. La cámara se mueve frenética durante seis minutos, entra y sale de viviendas, cubre persecuciones, se eleva para captar planos generales, baja hasta planos de detalle. Hay páginas web dedicadas a ese plano secuencia. Para algunos críticos televisivos estamos ante lo mejor que ocurrió en la televisión de 2014...

En fin. Me siento un poco ridículo teniendo que recordar a los programadores de laSexta que la gracia de un plano secuencia está en verlo seguido sin interrupciones. Se hacen para eso, amigos. Si Cary Fukugana hubiera previsto una interrupción publicitaria en mitad de la secuencia hubiera filmado unos planos más convencionales. Cortar un plano secuencia es como emitir un concierto y bajar el volumen, como emitir una película porno y pixelarla cuando aparecen genitales. Cortar un plano secuencia con publicidad es como tener hijos y no vacunarlos, como viajar seiscientos kilómetros para ver en directo la final de la Copa de un Rey al que te opones. Cortar un plano secuencia es una gilipollez, vamos.

Y el colmo del absurdo fue que la propia laSexta había emitido una nota de prensa esa mañana anunciando el capítulo y destacando el portentoso plano secuencia del final. ¿Sabe la HBO el maltrato al que someten en España a su producto estrella? Alguien debería avisarles. Aunque pensarán que se trata de una broma, que lo contó Jimmy Fallon en “The tonight show”...