30 junio 2015

TIMADORES EN GENERAL



Qué flojo estuvo el padre Fortea en su entrevista con Risto Mejide del otro día (“El rincón de pensar”, noche de los martes en Antena 3). Apenas se ofendió por las preguntas que le hizo Risto, por el tono de la entrevista y por la falta del habitual respeto servil con que la autoridad religiosa está acostumbrada a ser tratada desde hace siglos. Solo dijo que había sugerido cosas que le habían “ofendido bastante”. Qué flojo.

Menos tibios, aquí estamos muy ofendidos con las respuestas de este sacerdote especializado en exorcismos, demonología y posesiones diabólicas (incluso indignados con las posesiones diabólicas que logra una institución religiosa al poner a su nombre edificios, fincas y propiedades diversas aprovechando el alucinante privilegio que posee de realizar inmatriculaciones).

Sobre los casos de abusos a menores en el seno de la Iglesia, Fortea templó gaitas (con  perdón), pero hablando de exorcismos nos dejó boquiabiertos. Es que las verdades eternas permiten pasar por encima de tonterías como el método científico, la sensatez o la piedad. Aseguró que en España atiende cada año a unas cuatro personas que, por invocar espíritus y chorradas de esas que gustan a Íker Jiménez, son  poseídos por el demonio (“sienten presencias, que les ha entrado algo”. ¡Y no es una tenia!). El tío sabe a ojo y sin consultar a ningún especialista que no son enfermos. Solo habla con ellos para hacerse “una idea de su estado mental”. También vale que una madre indocumentada de una pobre niña enferma cuente una chifladura (“Yo estaba cosiendo en el salón y de pronto mi hija entró en trance, estaba en un sillón y el sillón se elevó en el aire”) para que la exorcice durante más de siete años. Su “tratamiento” es rezar y esperar. “Tras rezar, la persona queda liberada. Por eso se hace el exorcismo, porque tenga uno la teoría que tenga, lo cierto es que funciona”. ¡Porque “funciona”, justo la insensatez de la que viven tantas dietas milagro, adivinos, vendedores de amuletos y timadores en general!